Translate

12 de junio de 2012

Dolor de hombro

Artículo revisado y ampliado a 7.6.14

El hombro es una de las partes del cuerpo más complejas en cuanto a su estructura. Está compuesto por tres articulaciones y dos falsas articulaciones.

Figura 1
1. La unión entre la clavícula y el esternón,
articulación esterno-clavicular
2. La unión entre la clavícula y el acromion,
articulación acromio-clavicular
3. La unión entre el húmero y el omóplato,
articulación gleno-humeral
4. La unión entre el acromion y deltoides,
articulación subdeltoidea
5. La unión entre el omóplato y el tórax,
articulación escapulo-torácica

Estas dos últimas articulaciones no son auténticas articulaciones desde el punto de vista fisiológico ya que no están unidos sus huesos directamente, pero sí hacen la función de movimiento, como veremos muy importantes, y sí tienen conexiones a través de cápsulas, tejido ligamentario, etc.

Figura 2

Por mi experiencia, las lesiones más importantes en cuanto a movimiento articular, son las del punto 2, (articulación acromio-clavicular), (Figura 2), aunque hay diferentes lesiones en las distintas articulaciones que se producen por impacto o por contracción muscular, o tendinitis del hombro, o escoliosis, o cifosis dorsal, o lordosis cervical.

La osteopatía trata el deslizamiento articular cuando este es escaso o nulo, tratando no solo el movimiento de la articulación, sino también las tensiones producidas en el tejido blando que lo envuelve, mueve o une. En la Figura 2 vemos tendones, ligamentos y cápsulas, sumamente importante que tengan una buena salud para que su función sea óptima.

Es importante así mismo la sintomatología de cada caso, aunque como portadores de una lesión de hombro, el paciente la detecta rápido, porque el dolor aparece de inmediato y la localización es precisa. Requerimos de un buen diagnóstico diferencial para ver cuáles son los tejidos comprometidos en la lesión, y la/s articulación/es envueltas en la crisis del hombro.

No solamente vamos a encontrarnos, en la mayoría de los casos, con bloqueos de las articulaciones de los hombros solamente, sino que también por su estructura arrastrarán a problemas vertebrales y costales. Lo evaluamos y tratamos.

Antes de exponeros algún caso, quiero decir que las lesiones de hombro, en cuanto a tejido blando y, especialmente, tendinoso, (tendinitis; tenosinovitis; tendinosis, etc.), son necesarias dos cosas:

1. Precisión en el diagnóstico para un buen tratamiento, y;
2. una dosis de paciencia considerable del paciente y terapeuta.

Son muy lentas en su recuperación las lesiones de hombro por toda la estructura envuelta, diversa y amplia, en el hombro, y por su bio-mecánica, es decir, sus acciones de movimiento.

CASO 1: T.A.U., economista de 37 años que viene a consulta, (28 de Mayo.2012), por molestias en el hombro izquierdo, localizado en la punta inferior del omóplato. Ya fue localizado una lesión costal, aunque en su lado derecho en septiembre de 2011, donde le trabajé musculatura, (pectoral mayor y serrato mayor), (Figura 3), así como trabajo de movilización costal.
Figura 3




En esta ocasión la crisis muscular aparece en trapecio izquierdo, (sus fibras medias), elevador del omóplato y supra-espinoso, (encima del infra-espinoso en la Figura 4), los tres de su lado izquierdo, así como las fascias toraco-lumbares, (tejido grisáceo en la Figura 4), en este sector se crean unos puntos como garbanzos duros y dolorosos que limitan mucho el movimiento general del tronco.

Figura 4
En una segunda sesión, cuatro días después, encontramos mejoría importante de tejido blando y completamos el tratamiento con osteopatía, tanto estructural para la articulación gleno-humeral, (lo vemos en las Figuras 1,2,3), la articulación que une el brazo con el omóplato, por una disfunción anterior de movimiento que apreciamos, en primer lugar porque tiene un hombro, (el izquierdo en este caso), más adelantado que el contrario, y en segundo lugar porque hay dolor a la palpación.

Y practicamos osteopatía craneal para estabilizar la información del sistema nervioso, que nos va a indicar con una falta de movimiento en alguno de los huesos de la cabeza, en su caso, la Sínfisis Esfeno-Basilar.

Figura 5

Esta es una imágen vista desde abajo, la parte baja, (trasera), es el hueso occipital y la parte alta, (delantera), tenemos el hueso esfenoides. Su unión, (sincondrosis esfeno-basilar), tiene un movimiento de flexión y extensión, (rotación externa y rotación interna), también en lateralización, que existiendo lesión se crea un bloqueo en uno de sus lados en alguno de sus movimientos.

Días después, mi paciente se queja de cierto dolor o muestra de presencia de incomodidad en la zona, (angulo inferior del omóplato), es decir, no acaba de completarse el ciclo de recuperación funcional.

Observamos los movimientos articulares del hombro y nos muestra bloqueo en la articulación acromio-clavicular. Tensiones de tejido blando, ya que no hay trauma por impacto, han ascendido el hueso acromion por encima de la clavícula.

Figura 6
Esto hace que no deje una buena elevación del hombro, causando tensión en toda la musculatura alrededor del omóplato. Manipulamos este bloqueo funcional, así como la 2ª costilla, (2·C), de su lado izquierdo también, ya que está bloqueada en el movimiento respiratorio de inspiración, lo cual refuerza la tensión muscular que está sufriendo nuestro economista.





Y vamos a tratar a nivel vascular la musculatura que ya hemos reestructurado en sesiones anteriores, (Elevador del omóplato; Supra-espinoso; Trapecio; y, Dorsal ancho), en su lado izquierdo, con ventosas. Buscamos una buena irrigación de todo el tejido estimulado, así como limpiar todo el producto de deshecho que nos ha quedado en la zona.


Quedamos a la espera de la reacción, entendiendo que hemos completado todo el tratamiento de una forma extensa y rigurosa.




Figura 7
CASO 2: J.E.I., gestor de televisión, 40 años, paciente ya veterano en mi consulta, viene en esta ocasión, (31 de Mayo.2012), por dolores en el hombro izquierdo. En esta ocasión, según nuestro diagnóstico, es un problema tendinoso de supra-espinoso
Figura 7 a




Su acción fundamental es el de rotar el hombro hacia afuera, ayudado por el infra-espinoso y el redondo menor, así como ayudar al elevador del omóplato, (Figura 4), a eso, elevar el hombro.






Comenzamos, pues, tratamiento para el hombro de nuestro paciente, caso diferente al anterior con lo cual lo gestionamos de diferente manera, aunque sí coincidimos en diferentes técnicas para la musculatura y tendón del músculo supra-espinoso; hacemos unas fricciones transversas de Cyriax al tejido, para limpiar adherencias a las paredes tanto musculares como tendinosas. Accedemos sobre este manguito de rotadores, (específicamente en el ya mencionado supra, como en el infra-espinoso)

Una vez descargadas esas tensiones de tejido blando, vamos a normalizar el movimiento articular que hemos encontrado bloqueado en el diagnóstico previo. En este caso para la articulación acromio-clavicular, (Figura 6), (lesión supra-acromial), ya lo veíamos en el caso anterior cuando el hueso acromion queda en su unión con la clavícula, por encima e imposibilita de esta forma la normal elevación del brazo sobre el hombro.

Cuatro días después, (4 de Junio), volvemos a encontrarnos para ver cómo va evolucionando y seguir marcando la estrategia de tratamiento. En esta ocasión, actuamos sobre los músculos elevadores de los omóplatos y sobre el infra-espinoso izquierdo. Vemos cómo, en el transcurso de los días entre sesiones, ha bajado completamente la inflamación que acontecía tendinitis en el músculo supra-espinoso izquierdo, en su inserción en el húmero, (Figura 8)
Figura 8

Y vamos a las técnicas de normalización osteopáticas de la articulación acromio-clavicular, ya que persiste la supra posición del acromion con la clavícula, además de estar bloqueada en rotación posterior, es decir, le da problema de movimiento, al llevar el hombro hacia adelante. Esto ha ocurrido al compensar toda la estructura por la normalización musculo-esquelética en la sesión anterior.

Figura 9
Además de todo este trabajo, estiramos musculatura antagonista, como el pectoral mayor de su mismo lado, (Figura 9).











Completamos el tratamiento con una 3ª sesión el día 11 de Junio con trabajo muscular, especialmente el elevador del omóplato y fascias toraco-lumbares, (materia gris alrededor de la columna en la Figura 4)

Haremos una revisión el día 2 de Julio ya que comienza un periodo de vacaciones en el trabajo.


CASO 3: N.P., (6.5.77), amigo francés que me envía un buen paciente mío que me contactó a través de este blog. Viene a consulta por dolor en su hombro izquierdo, producido por una caída practicando surfing. Ha sido tratado con fisioterapia y acupuntura, siendo necesarias aunque no suficientes para este caso. A punto de irse de vacaciones al día siguiente de nuestra sesión, (10 de Agosto.2012), decide venir ya que su fisioterapeuta está de vacaciones y necesita estar en la mejor forma posible, (se va al otro lado del Atlántico a practicar surf).

Diagnosticamos, (siempre una buena hoja de diagnósticos para anotar todo lo que vamos observando; las pruebas médicas que nos traiga; lo que nos vaya contando el paciente), y encontramos mucho compromiso muscular y tejido conectivo que le ofrece una serie de sensaciones molestas y de falta de movimiento. Aunque las pruebas de acortamiento muscular en sus rotadores de los hombros nos dice que todo está bien, sí encontramos diferentes bloqueos de dos de sus articulaciones de ese hombro izquierdo lesionado. Amén de ver, porque se le ve solo mirando, una asimetría en su cintura escapular, su hombro izquierdo es mucho más elevado y acortado.


Así que, vamos a por la sesión, única de momento. 

La repartimos en varios puntos:

  1. Tratamiento de todo el tejido blando lesionado, en su caso:
- Músculos cuadrados lumbares, (Figura 10);
- Músculo romboides menor derecho, (Figura 11);
- Músculo angular del omóplato derecho, (Figura 4);
- Músculo trapecio derecho, sus fibras medias, (Figura 4);
- Músculo supra espinoso izquierdo, (Figuras 7 y 8);
- Fascias toraco lumbares de su lado izquierdo, (tonos grisáceos en Figura 4).

Figura 10
Figura 11



La musculatura mencionada la encontramos contracturada en diferentes grados, y las fascias dificultan el movimiento por diferentes puntos gatillo.

2. Tratamiento osteopático para las lesiones articulares que antes nadie le había trabajado, desde su accidente surfista, y son para:

- Articulación escapulo torácica, lesión en abducción y campaneo externo, (Figuras 3, 9 y 10)

Abducción

Campaneos

- Articulación gleno-humeral con lesión en anterioridad

Trabajamos, por último, la batería muscular con estiramientos isométricos, (mantenidos), que hemos inducido en nuestra sesión, recomendando, además, estiramientos constantes en casa, de la musculatura del hombro, (anexo tabla), al menos, siempre que entrene o se vea cansado de hombros, (he de decir que su profesión como diseñador, se lo va a pedir):


CASO 4: Este caso es interesante desde el punto de vista bio-mecánico. Es de estos casos que es una buena filosofía preguntarse, -"quién fue lo primero...?". Y es que, M.S.L., 61 años de edad, jubilada, madre de 3 hijos, que nos viene desde Extremadura a Madrid a vernos, trae un cuadro más que interesante, (8.Noviembre.2013). 

Os cuento: su historia es de un punzante dolor en el hombro derecho. Solamente a su palpación no se resiste el quejido, (tuve un buen paciente de largo recorrido, que decía, -"no es quejido, es quejode"). Los movimientos de hombro, no le permiten elevar del todo los brazos. Y, su cuello, no le permite llevar bien su oreja a su hombro izquierdo, (problema en la musculatura lateralizadora derecha). Así que, vemos un caso donde se une la lesión de hombro, con lesión de cuello. Veamos si es verdad.

Comenzamos su primera sesión, en la fecha indicada, con masaje lento y profundo, suave, buscamos anestesiar y reblandecer las partes blandas. Lo hacemos sobre toda la espalda, siempre nos va a beneficiar la sedación, incluso a nivel lumbar, por varios motivos. Uno de los motivos, es que, como nos ocurre aquí, vamos a encontrarnos con una doble contractura, en sendos músculos cuadrados lumbares, (Figura 10).

Esto nos ofrece información de dos tipos, ascendente y descendente. Ascendente, porque a través de sus inserciones tendinosas en las vértebras lumbares, va a crear una inclinación lateral de su lado, en este caso, al ser ambos lados, tensión bilateral, que nos crea una caída de hombros por el arrastre de las contracturas musculares. Descendente, porque una contractura muscular va a provocar tensión, a veces traducida en bloqueo al movimiento articular, en este caso, sobre la pelvis y columna lumbar.

Así que, buenas fricciones transversas de Cyriax para ambos músculos cuadrados lumbares, con lo que nos aseguramos que la lesión no nos venga por las cadenas descendentes. Queremos aislar la lesión principal.

Hacemos un recorrido ascendente, limpiando estados de gel, donde tiene que haber circulación de líquido cefalo-raquídeo, (L.C.R.), resolviendo contracturas más propias de los hombros, como su músculo supra-espinoso derecho, (Figuras 7 y 8), también en sus dos músculos infra-espinosos, (Figuras 4 y 7), no he comentado que, viene de antaño, con una calcificación ósea en el hombro contrario. También le damos su tiempo al músculo trapecio derecho, (fibras medias), (Figura 4). Y, nos encontramos con un segundo tipo de lesión, tendinitis. Y, si lo anterior ya era serio, esto comienza a verse delicado. Pensábamos que en unos 45 minutos tendríamos la sesión terminada, pero nos estamos encontrando tipo de lesiones, que podrían estar, pero que no contemplábamos en un principio, ya que presumía de que sus dolores por bloqueo articular, no nos llevarían al tendón, (tejido de unión del músculo al hueso). Así que, hemos de proseguir con un tratamiento específico para lesiones tendinosas. Lo tenemos todo preparado con el trabajo previo que hemos realizado, para entrar en sus inflamaciones tendinosas, (tenosinovitis), en inserción en el húmero de su músculo infra-espinoso izquierdo; inserción tendinosa en el húmero de su músculo supra-espinoso derecho; inserción del tendón corto de su músculo bíceps derecho, (Figura 12, marcado en azul), hemos tenido que preparar la estructura muscular, primero.
Figura 12
Estiramientos musculares para todos los elementos trabajados, y nos vamos a la osteopatía, para la siguiente parte de una sesión que ya pasa, ligeramente, de los 60 minutos.

Manipulamos primero su articulación escapulo-torácica derecha, (recordáis esa falsa articulación que argumento al principio de este artículo?) Encontramos dos lesiones, una en aducción, omóplato más pegado al área de la columna dorsal; y otra superior, (escápula elevada hacia la zona superior del hombro).

Y, por último, ya veíamos al principio, en el diagnóstico, vamos a normalizar su 3ª vértebra cervical, eso sí, técnica suave, indirecta, post-isométrica, ya que padece osteoporosis, acompañando el movimiento respiratorio, tanto de rotación, (derecha), como de lateralización, (derecha).

Lo normal es que, al día siguiente tenga cierta sensación de agujeta, lo cual, le recomiendo que, de ocurrir, aplique calor seco en la zona dolorida, no más de 20 minutos, para hacer un efecto anti-inflamatorio, y después, cuando tenemos la zona vaso-dilatada, bien abiertos los canales sanguíneos, utilizamos un gel anti-inflamatorio, si es natural, mejor.

72 horas y nos vemos. Y vamos a la 2ª sesión, donde viene liberada de tensiones sintomatológicas y trabajando con ella en esta sesión, encontramos reacciones muy interesantes, en cuanto a rapidez de recuperación. Los músculos cuadrados lumbares, (Figura 10), ya no traen esa consistencia tipo "ladrillo", sino que viene con un efecto tipo "muelle", estructura muy reblandecida, aunque aún contracturada. Sus músculos infra-espinosos, (Figuras 4 y 7), que veis que trabajábamos en la 1ª sesión, vienen desaparecidas sus contracturas. Pasa lo mismo con su músculo supra-espinoso derecho y tejido mio-fascial para-vertebral. Sí actuamos sobre sus músculos elevadores de los omóplatos, (Figura 4). Y, esto último nos lleva a seguir trabajando sobre su zona cervical, normalizando el deslizamiento articular de su 2ª vertebra cervical. Encontramos también, en esta sesión, (lo dejamos pendiente el día anterior, por la fatiga metabólica que estaba sufriendo nuestra paciente extremeña), bloqueo articular para su articulación acromio-clavicular, (Figuras 1 y 6). Además, terminamos de darle movilidad bio-mecánica a sus articulaciones escapulo-torácicas.

Tratamiento que queda por seguir actuando sobre sus tendinitis de ambos tendones cortos de los bíceps braquiales, (Figura 12), cosa que por la distancia a la que nos encontramos, deberá seguir tratándose en Campanario, (Extremadura)

Vemos como un dolor de hombro, el de este último caso, puede estar producido por tendinitis o tenosinovitis del hombro; por cervicalgias; por falta de movilidad de cualquiera de sus cinco articulaciones.

CASO 5: He dudado si colocar este caso en este artículo, o en aquel que hablo sobre los procesos emocionales. Finalmente, me he decantado por incluirlo aquí, ya que, al fin y al cabo, lo que trae a nuestra paciente es un dolor de hombro con un fuerte proceso sintomático.

J.R.L., (28.5.83), llega hasta mi gabinete traída por este artículo, con un fuerte dolor de hombro izquierdo que irradia hacia el costado, a la altura del paso del sujetador. Profesora de física y química, es reticente a creer que la puedo ayudar mediante la osteopatía, (es licenciada en farmacia, uno de los sectores que aquí, en España, más duro nos tratan). Pero su nivel de desesperación empieza a rozar lo cuerdo.
"Ayer estuve leyendo tu blog y la revista que me diste. Todo me pareció muy interesante, pero siendo farmacéutica y creyendo en la química absolutamente, me cuesta creer en las terapias naturistas y demás. Supongo que entiendes mi escepticismo".
La cosa es que le están tratando dos fisioterapeutas, cuyos nombres voy a guardarme por su reputación y por ética profesional, pero si los nombrara, por lo menos, donde trabajan, los conoceriais seguramente.

Uno lo dejó porque no veía resultados; el otro, porque le dijo que no sabía cómo podría seguir... textualmente.

En la cruz de Maigne que realizamos encontramos bloqueo al movimiento, no solo a nivel dorsal, sino también cervical.


Y encontramos también limitación al movimiento en rotación externa del hombro izquierdo.

Esto nos lleva a comenzar tratamiento, con fecha 2.12.13 sobre tejido muscular y fascial. Su principal lesión se encuentra en el músculo infra-espinoso de su hombro izquierdo, (Figuras 4-7-7a), donde, después de descargado, practicamos una buena técnica de Cyriax, no demasiado profundo... localizo y fricciono sobre sí las fibras en lesión.
Así también, encontramos efectos colaterales en forma de contractura en el músculo romboides del mismo lado, (Figura 11), y su tejido fascial para-vertebral, donde aplico técnica de Jones durante, aproximadamente, un minuto en estas últimas zonas.


Para finalizar la sesión, hacemos todo un recorrido por su raquis para encontrar cualquier información del sistema dural, mandándonos a su 7ª vértebra dorsal, la cual diagnosticamos y encontramos lesión por falta de movimiento, con lo cual, vamos a manipular biomecánicamente, según las leyes de Fryette, con una técnica de normalización osteopática en flexión, lateralización derecha y rotación izquierda. Maniobra directa, seca, pero no dolorosa... no nos guiamos por el ruido para saber si está bien ejecutada la maniobra, sino que volvemos a hacer un recorrido por la membrana dural. Es obvio que, si hay bloqueo vertebral torácico, hay bloqueo costal, con lo que diagnostíco y encuentro que su 7ª costilla izquierda se queda elevada al movimiento respiratorio, con lo que manipulamos su costilla para dejar un buen movimiento costal.

"Lo de la costilla y la manipulación insonora me sorprendieron mucho". (mail recibido de nuestra paciente)
2ª sesión, (9.12.13), donde ampliamos nuestro radio de acción sobre el tratamiento muscular, yendo desde la lejana zona lumbar, contractura para su músculo cuadrado lumbar izquierdo, (Figura 10). Subiendo, llegamos a través de su tejido fascial para-vertebral, hasta sus músculos infra-espinosos, abordamos los dos, ya que el derecho lo encontramos con una fuerte distensión, así como su elevador del hombro derecho, (Figura 4). Vamos preparando ya para abordar en siguiente sesión la columna cervical.

En la sección de osteopatía estructural en esta sesión, abordamos la falsa articulación escapulo-torácica, (Figura 15), hablaba de ella al principio de este artículo, en cuanto a su función, trabajando sobre una lesión en campaneo externo, (lámina "campaneos", que podéis encontrar más arriba), así como una buena movilidad de la articulación.

Y terminamos con el movimiento del esternón, (imagen 1). En la figura 13 vemos la importancia que tienen los bloqueos vertebrales torácicos y de costillas por su unión. En nuestro caso, tenemos un bloqueo en lateralización derecha, que nos lleva a trabajar el músculo diafragma, (Figura 14), comprimido en su lado derecho, precisamente por es bloqueo del esternón.
Figura 14




Figura 13




La sensación de la paciente, antes de comenzar esta 2ª sesión, es de ligera mejoría después de un par de días desde la 1ª sesión, pero no quería creer todavía en los resultados que ya estaba experimentando por no hacerse ilusiones, después de, tan sólo, una sesión. Es comprensible, desde el punto de vista que llevaba 5 meses intentando solucionar su problema... Esto nos lleva a donde siempre, la cuestión es dirigirte al especialista adecuado, y si no lo es, el terapeuta debe utilizar la humildad profesional y código ético de no actuación sobre un paciente.

Avanzamos en el caso, siendo en 3ª sesión, (12.12.13), que además del trabajo sobre su tejido blando, manipulamos su 6ª vértebra dorsal por un proceso de falta de deslizamiento en flexión y rotación derecha. Es la respuesta del organismo, con respecto, a la normalización de toda la estructura. Durante mucho tiempo su cuerpo a ido compensando las lesiones que se iba produciendo.

Encontramos y normalizamos una ptosis para su estómago, (16.12.13)
ptosis.
(Del gr. πτῶσις, caída).
1. f. Med. Caída o prolapso de un órgano o parte de él. 

(Extraído de la R.A.E.)

Y dos sesiones más, (14 y 26 de Diciembre.2013),  para regular pares craneales y amplia musculatura de hombros: Romboides derecho, supra-espinoso izquierdo, elevador del omóplato izquierdo, sub-escapular izquierdo, pectoral izquierdo. Apoyados estas dos últimas sesiones en un buen kinesio-tape para su músculo trapecio izquierdo.

CASO 6: Aquí vamos a ver cómo actúa la musculatura sobre los hombros cuando esta se encuentra con diferentes lesiones en un segmento muy reducido.

I.G.H., (7.4.81), trabajador de banca, viene hasta este gabinete guiado por este blog por un dolor en hombro derecho. Se agrava el dolor cuando suelta aire en posición de flexión del cuerpo. Sufre un Síndrome de Eagle.

Ha sido previamente tratado con fisioterapia y quiropraxia, con resultados evidentes al buscar nuevas alternativas.

En nuestra exploración diagnóstica encontramos dificultad en la elevación de su hombro derecho, así como en la abducción. En Cruz de Maigne vemos restricción en los movimientos lateralizadores de la cabeza, como en el de flexión.

Tenemos ya la base para poder empezar a trabajar, diría yo con un margen de éxito muy amplio, o total.

En 1ª sesión, (22.5.14), intervenimos en severas lesiones musculares y aponeuróticas. 
aponeurosis.
(Del gr. ἀπονεύρωσις 'extremo del músculo').
1. f. Anat. Membrana formada por tejido conjuntivo fibroso cuyos hacecillos están entrecruzados y que sirve de envoltura a los músculos.
2. f. Anat. Tendón ensanchado en forma laminar.

 (Extraído de la R.A.E.)



Enumero:
Contracción muscular o fibrosis en:
  • Romboides derecho, (mayor y menor), (Figura 11);
  • Escaleno medio derecho, (Figura 15);
  • Infra-espinoso derecho, (Figuras 4-7-7a);
  • Elevador del omóplato izquierdo, (Figura 4 y 15-1)

Figura 15-2
Figura 15-1

Puntos gatillo en:
  • Supra-espinoso derecho, (Figuras 4-7-7a);
  • Fascias toraco-lumbares derechas, (Tejido blanquecino junto a la columna en Figura 4).
Y llegamos, después de unos 40 minutos de sesión, al punto de intervenir a nivel articular:
  • 2ª vértebra dorsal, (T2), (Figura 16);
  • Articulación acromio-clavicular, (Figura 6 e Imagen 1);
  • Articulación escapulo-torácica, (Figura 17). Vemos en fotografía más arriba, su manipulación.

Figura 16
El alivio no sólo es sintomatológico. También es palpable y visual, de hecho, fotografiamos el estado después de las maniobras sobre la musculatura del hombro derecho, (infra-espinoso). Os las ofrezco. Vemos cómo queda oxigenado, (rojez), y reblandecido, (hoyuelo).



2ª sesión, (29.5.14). En esta sesión vamos a dar continuidad a la sesión anterior, ya descrita. Y seguimos confluyendo su miosina y actina, es decir, técnicas manuales para poder devolver la normalidad a los músculos que aún quedan en lesión: Redondo menor derecho, al cual le practicamos un vendaje neuro-muscular, ya que es el foco principal de lesión; Romboides menor derecho; y fascias toraco-lumbares. Vamos aislando la fuente principal de la lesión.

A nivel articular, seguimos dando más grados de movilidad a su falsa articulación escapulo-torácica.

Las sensaciones del paciente y mías son buenas. Ahora toca revisar en unos días y terminar la fuerte contracción muscular de su hombro derecho.



Es conveniente el fortalecimiento de la musculatura con algunos ejercicios simples, una vez hemos restablecido la lesión:


10 repeticiones; 3 series.

No es necesario mucho peso, hasta 5 kg., por brazo. Si no tenemos pesas podemos suprimirlo por algunos saquitos de legumbres o sal, hasta completar los kilos que queramos entrenar.


Figura 17
Bien, tanto en estos seis casos, como en el resto de casos que nos encontramos en todos los tratamientos de hombros, como de escoliosis, que a la postre nos dan problema de hombros, trabajamos la ya mencionada al principio de este artículo, falsa articulación escapulo-torácica, (Figura 17)








La unión muscular como ligamentosa, tanto de la parte delantera del tórax como de la trasera, están profundamente unidas, creando una simbiosis de movimiento completo del hombro, (lo vemos en la escápula)




















Esto hace que siempre hagamos ejercicios pasivos con el paciente, de movimiento articular en decubito lateral, (tumbado de lado), además de lubricar la articulación, de ésta forma, nos indicará si existe bloqueo en alguno de sus movimientos que ya hemos visto en los casos anteriores, (campaneo externo o interno; abducción o aducción; articulación superior o inferior), con lo cual, nos llevará a ejecutar la manipulación pertinente, como habéis visto.

No dejéis, si lo deseáis, de consultarme vuestro caso particular. Existen en mi gabinete sesiones de evaluación de la lesión.



Hasta pronto.




1 comentario:

José Enrique dijo...

MAIL ENVIADO POR N.P., NUESTRO CASO 3 EN ESTE ARTICULO:

"Hola Jose Enrique,

Muchas gracias por el seguimiento y la tabla de estiramientos que me mandaste! De momento todo bien. Me pude ir de vacaciones y disfrutar del surf sin ningún problema.

Un Saludo!"