Translate

15 de marzo de 2012

Psoitis, (dolor abdominal)

Artículo revisado y ampliado a 26.7.14
REV. MÉD. ROSARIO 72: 25 - 29, 2006
"Resumen
Se presenta una cohorte de 137 pacientes, extraída de una base de datos de 11.850 pacientes de consultorio externo, entrevistados entre enero de 1970 y diciembre de 2001. Se trata de enfermos que consultan por dolor abdominal de origen no determinado luego de haber sido prolijamente estudiados. En el examen clínico se constata la presencia de compromiso inflamatorio del músculo psoas. Esta serie pretende configurar una entidad clínica de perfiles definidos, caracterizada por el tipo de dolor, su benignidad evolutiva y la casi nula repercusión en los estudios complementarios. 

Palabras clave: dolor abdominal; enfermedad del psoas; semiología; diagnóstico diferencial."

De nuevo en contacto con vosotros. En esta ocasión para hablar de un caso más que interesante y que a casi todos se nos ha presentado en más de una ocasión; dolor de abdomen con una fuerte presión interna que se extiende a la ingle del mismo lado.

El comienzo de este artículo es un artículo editado en la revista médica "Rosario", escrito en 2006 por el Profesor Carlos Alberto Yelin, sub-director académico de la facultad de ciencias médicas en la Universidad Nacional del Rosario, Argentina.

Pone de manifiesto un problema médico que tiene difícil solución porque se plantea habitualmente un mal diagnóstico basado en que el dolor debe provenir de inflamación intestinal u otra deficiencia visceral.

Figura 1

Vayamos por partes. En la figura 1 vemos desde una toma anterior como el músculo psoas proviene desde las vertebras lumbares y última vertebra dorsal, (D·12). Esto quiere decir que aunque el tratamiento que vamos a proponer para el psoas lo realizamos por la parte abdominal, hablamos de un músculo profundo de la espalda. Observamos su recorrido y comprobamos que su inserción se haya en la pierna, en la cara interna del fémur; ademas desde la fosa iliaca, en la pelvis, se unen millones de sus fibras a otro músculo, el músculo iliaco.

Esto conlleva a que se van a ver involucrados dolores por diferentes movimientos de espalda y cadera, (figura 2).

Figura 2


El por qué de este problema puede proceder por diferentes motivos. No muchos en deporte, un 2% al 5%; posiciones prolongadas, especialmente estar sentado muchas horas, 5 a 8 horas diarias, además con una posición de flexión excesiva, (echado hacia delante); o, problemas con el tránsito intestinal; también puede ser afectado el músculo psoas por una lumbalgia no tratada o deficientemente tratada, (en el tratamiento deficitario hablamos de tratamiento exclusivo con medicación); un mal o nulo estiramiento después de actividades físicas, (pilates; yoga; musculación; natación...)

Se va produciendo una mordida, (bocadillo), excesiva en el músculo, con acortamiento prolongado del mismo, con lo cual va a repercutir en el vientre muscular en forma de contractura o distensión muscular y/o va a repercutir en su zona de inserción tendinosa en el costado del hueso sacro, con lo cual nos lleva también a una lesión secundaria de la articulación sacro-iliaca


Figura 3, (articulaciones sacro-iliaca; lumbo-sacra; coxo-femoral)

Esto me lleva al CASO 1, que empezamos a tratar, (14.3.2012)

Paciente femenina, (la mayoría de los casos, más de un 70%, se presenta en mujeres), L.G.G., de 34 años. Pasa el día sentada por su trabajo y en Noviembre de 2011 sufre un fuerte caos de tránsito intestinal. A partir de aquí aparece el proceso somático de abdomen, aunque sería más correcto decir que a partir de aquí se agrava la tensión muscular tanto en el músculo psoas como en el músculo cuadrado lumbar, (Figura 4).

Figura 4
Es un caso que además, hay que cuidar con especial atención en el seguimiento, ya que hay un componente anterior neurológico en forma de protusión discal L·5-S·1, es decir, desplazamiento del disco intervertebral en el cambio lumbo-sacro, (base de la columna vertebral).

Después de un diagnóstico detallado osteopático, además de neurológico, encontramos algunas deficiencias. A destacar: Dismetría pélvica por anteriorización del hueso iliaco derecho, (falsa pierna larga derecha)(Figura 5), en pruebas osteopáticas y falta de sensibilidad neurológica L·5-S·1, llevado por ese desplazamiento del disco intervertebral ya mencionado.

Figura 5
Encontramos acortamientos en diferentes músculos que anclan en la pelvis.

En este caso diferenciamos la 1ª sesión en distintas partes:

- Restablecemos la oxigenación muscular con masaje, (lento y profundo)
- Estiramientos musculares, previo diagnóstico de acortamientos.
- Técnica directa osteopática para restablecer la deficiencia pélvica.
- Remover para disolver la inflamación del musculo psoas.

Tras esto, hemos conseguido todos los objetivos propuestos en esta sesión:

- Conseguimos una buena simetría pélvica
- Comenzamos el reblandecimiento de tejido del músculo psoas.

Y esperamos a una 2ª sesión para restablecer el movimiento del hueso sacro con referencia a la nueva función mecánica de los huesos iliacos, (Figura 6).
Figura 6

2ª sesión: 16.5.2012. Para mi gusto personal, es mucho tiempo el transcurrido entre las dos primeras sesiones, no siempre las circunstancias del paciente se pueden controlar. Aún así, el trabajo de su 1ª sesión fue disciplinado, con lo cual, llega en perfecto estado, en cuanto a la simetría pélvica que estábamos buscando.

Así pues, comenzamos esta 2ª sesión con un amplio trabajo de tejido blando para recuperar la elasticidad muscular, (tratamos contracturas en músculos cuadrados lumbares, psoas izquierdo, diafragma;  puntos gatillo en fascias toraco-lumbares y diferentes ligamentos pélvicos)

Y terminamos con diagnóstico y tratamiento del hueso sacro, el cual lo encontramos bloqueado en una torsión derecha-izquierda, (Figura 6-b)
Figura 6-b

Observamos que el psoas está directamente relacionado con diferentes tipos de lumbalgias, como la de este caso.

Recomendación fundamental, estirar bien músculos de la batería de la pelvis, especialmente el psoas-iliaco, (Figura 7).

Figura 7

CASO 2: C.A.S., joven de 25 años. Es practicante en liga amateur de baloncesto y practica a nivel de entrenamiento, natación. Le conocí por su madre a la que trato de varias dolencias, entre ellas una migraña constante, http://jejgjg.blogspot.com.es/2012/01/podemos-eliminar-un-fuerte-dolor-de.html, que me lo trajo a consulta hace un mes por un esguince de tobillo, http://jejgjg.blogspot.com.es/2012/02/esguinces-como-tratar-la-articulacion.html, y con fecha 21 de Marzo.2012, vino por un fuerte dolor intermitente de abdomen, especialmente en alguna posición de flexión. La primera idea de los padres fue llevarle a urgencias por temor a una apendicitis, que bien podría ser, pero la madre por su confianza en mí, decidió traerle en un momento que tenía que atenderle a ella. 

Lo primero, como marcan los cánones de la praxis, buen diagnóstico que nos lleva a un buen tratamiento, y empezamos a encontrarnos con un montón de cosas que nos llevan a ir descartando otras. [Quiero hacer aquí un pequeño inciso y es por algo que me parece de gran gravedad; nunca debemos descartar el que haya pruebas diagnósticas por imagen y que sus médicos analicen también el caso y contrasten con nuestro diagnóstico, insisto, lo decía en mi primer artículo de "bienvenida", que hay médicos que colaboran con nosotros y, en cualquier caso, recomiendo conozcan nuestra intervención en el paciente]. Escrito esto, seguimos con el caso: Nos encontramos con dolor y acortamiento del músculo psoas del lado derecho, (Figuras 1 y 2), y una seria dismetría pélvica, (Figura 5-8-9)


Figura 8
Figura 9

Así que, en este caso, comenzamos por la pelvis para equilibrar la pisada y eliminar de esta forma toda la tensión que está sufriendo el abdomen y la espalda. Elongamos la musculatura que ancla a la pelvis y dejamos simétrica esa disfunción de una pierna "falsa" larga. Remocionamos bien el músculo psoas y queda listo para sentencia. El dolor desaparece.

El sábado 24 vamos a por la 2ª sesión, se trata de manipular el hueso sacro, (Figuras 1-3-6).

Al igual que en el anterior caso tenemos que restablecer definitivamente el funcionamiento pélvico para que esta inflamación del músculo psoas-iliaco no vuelva a aparecer, así como otra serie de lesiones secundarias.

En esta segunda sesión ya realizada, (24.Marzo.2012), la mejoría antes de la sesión es evidente en cuanto a movilidad y falta de dolor en el paciente, con lo que trabajamos el tejido blando, (lesión en músculos cuadrados lumbares; Figura 4), seguimos trabajando obviamente el músculo psoas-iliaco lesionado, (Figuras 1 y 2), y comenzamos con el trabajo de ligamentos, (Figura 19),
Figura 19
de los cuales tiene comprometidos cuatro de ocho que tratamos. Por último, efectivamente encontramos bloqueo en el hueso sacro con referencia a la nueva información metabólica que tienen los huesos iliacos desde su manipulación el día 21, tres días antes.

La normalidad ya es patente, remataremos con una 3ª sesión en 7 días para eliminar totalmente todas las tensiones musculares y ligamentosas.

Prueba superada!!!

CASO 3: M.Z.M., productora de cine de 36 años que llega a mi gabinete a través de este artículo del blog. Su problema es un dolor abdominal que le irradia al hemi-lado izquierdo de su espalda. Lo notó hace 2 años y medio al hacer ejercicio en casa.

Tiene algún antecedente de ciática durante su embarazo, (tiene un hijo), que se complica con una protrusión discal en el cambio lumbo-sacro; añadimos un colon irritable como nota importante para nuestro caso, y sumamos estreñimiento y gases, además de una cervicalgia por trauma y un esguince de tobillo de grado II. Todo esto que el paciente nos cuenta en nuestra historia clínica, es muy importante ya que nos ofrece una información vital. Cualquier alteración a nivel local o periférico va a determinar la duración del tratamiento por la cantidad de anomalías que debemos ir corrigiendo
Figura 10
En la figura 10 vemos los órganos que envuelven a la musculatura, compárala con la figura 1 y 4. Cualquier alteración de esta estructura orgánica va a afectar a la lesión musculo-esquelética.

Por último, en la entrevista pre-tratamiento me cuenta que por complicaciones durante el parto le fuerzan con presión abdominal la salida de su hijo, no habiendo sido posible ninguna fórmula, (cesárea, fórceps...), para poder dar luz al bebé.

En las pruebas diagnósticas que realizamos en consulta, nos dirigen hacia un problema no solo muscular, sino también pélvico, así como neurológico. Encontramos una falta de respuesta nerviosa a la percusión para el cambio lumbo-sacro.

Se plantea un interesante caso que deseo poder contribuir positivamente con el tratamiento planteado, después de esos 2 años y medio dando vueltas buscando una solución.

El tratamiento propuesto es de:

1. Osteopatía estructural para resolver una dismetría pélvica que sufre, (ver figura 8), (esta placa no corresponde a esta paciente, pero es el caso);
2. Tratamiento de tejido blando lumbar y abdominal;
3. Osteopatía visceral para equilibrar los problemas mencionados;
4. Osteopatía craneal, de tal forma que regularicemos la función neurológica para la buena interpretación de su organismo a los cambios establecidos.

Comenzamos el 27 de Agosto de 2012 con sus huesos iliacos sobre el hueso sacro, dejando una buena alineación de la pelvis.

En 2ª sesión, el día 29, normalizamos el hueso sacro con referencia al nuevo movimiento de sus huesos iliacos, así como actuamos sobre el músculo psoas, donde aparece una buena pelota que empezamos a descongestionar, como músculos cuadrados lumbares, (Figura 4), actuamos sobre sus ligamentos sacro-iliacos y sacro-ciáticos menores, (Figura 1 y 19), y fascias toraco-lumbares, (Figura 1, aparecen unas líneas grises en las inserciones musculares sobre las vértebras de la columna)

Quedamos para el día 11 de Septiembre para continuar con el trabajo muscular, visceral y craneal. (En observación médica)

CASO 4: S.A.L. Este es un caso que me llama mucho la atención por el qué y el cómo. Se trata de un joven de 34 años que está desahuciado por el cuerpo médico, incluso estuvieron a punto de darle por inválido, según están los tiempos, y los tiempos están que, incluso esa invalidez se la iban a dar sin hacerle un montón de pruebas que hemos hecho en mi gabinete a fecha de 4 de Febrero de 2013; ni una R.M.N., (Resonancia). Lo peor es que, él entendiendo de cómo actúa su cuerpo, es biólogo, sabe que la historia es dolorosa, amplia en cuanto a la cantidad de zonas, y que le va hundiendo. Por eso, por su trabajo, por su vida, por su novia... no quiere ponerse de acuerdo.

Dentro de nuestro tiempo de diagnóstico ha llegado a contarme algo, que por su naturaleza aquí no puedo escribir, pero tan serio y grave como para tomar este caso como algo casi personal, un reto o una pasión, porque mientras tanto, su novia nos estaba esperando en el salón sin importarle el tiempo que tuviéramos que estar, -" Lo importante es su salud". Pasional.

Bien; llega hasta aquí a través de este artículo, en este vuestro blog de guía y ayuda, por un dolor a nivel del abdomen en un lateral, con presión sobre la zona lumbar y radiación hacia la pierna, tanto por la cara interna como por las caras anterior y posterior. A simple vista, esto nos puede llevar a un error si pretendemos un diagnóstico rápido y abreviado.

Pero su cuadro es más que interesante.

Sufre tenesmo, (Deseo continuo, doloroso e ineficaz de orinar o defecar producido por una irritación del cuello vesical o del ano)
Diccionario ilustrado de Términos Médicos.2010.

Sufre falta de erecciones; Litiasis renal, (intervenido quirúrgicamente en 2008); También intervenido en 2010 por una fistula pironidal;Una fistula artero-venosa dural, (DAVF), también llamado una malformación arteriovenosa dural, (DAVM), es una conexión anormal directa, (fistula) entre una arteria meníngea y una vena o seno venoso dural, ( Figura 11),
Figura 11


Figura 12

además de una hernia inguinal de su lado izquierdo, (Figura 12)













Visualmente, ya en la base de la espalda, vemos una falta de dibujo del hueso sacro, encontrando falta de movimiento articular, así como espasmo de su riñón izquierdo, (el no operado), como tensión ligamentosa, fascial y... ojo!!! Tendinitis de su tendón de origen, (pubis), del músculo pectíneo, (es un músculo aductor; Figura 13),  de esa pierna izquierda. Muchas cosas se nos juntan, provocado por convulsión en su músculo psoas, especialmente de lado derecho. Y es que, como vemos en la Figura 1, el músculo psoas-iliaco, pasa por encima de músculos aductores y rotadores de las caderas, aprisionándolos en la tensión que provoca el tendón de inserción del psoas-iliaco.
Figura 13


Comenzamos tratamiento en 1ª sesión el 4.2.13, atacando a las lesiones de tejido blando lumbar, (puntos gatillo en sus músculos cuadrados lumbares, espasmos en sus músculos psoas, tensión en sus ligamentos sacro-iliacos, los tenéis en la Figura 19, así como contraído su músculo diafragma en el hemi-lado derecho, Figura 14)
Figura 14

En cuanto al tejido óseo, practicamos técnicas de normalización semi-directas y mio-tensivas en sacro por una torsión anterior derecha-derecha y su riñón izquierdo que se encuentra sin movilidad.

Tenemos continuación en una 2ª sesión con fecha 8.2.13 y, en estos 4 días, el paciente refiere a una mejoría instantánea y casi total, desapareciendo el dolor y trabajando su cuerpo con más intensidad.

En este momento, seguimos con el tratamiento preestablecido de tejido blando, es decir, seguimos actuando sobre su musculo cuadrado lumbar, esta vez sólo del hemi-lado derecho, fascias toraco-lumbares, que es zona de intersección entre tendones que anclan a las vértebras y las propias vértebras. Volvemos a actuar sobre ambos músculos psoas, buscando la relajación total de estos, ya que los tiene fuertemente distendidos.

Toca vernos 4 días después para equilibrar todo el movimiento del cráneo, en consecuencia, su sistema nervioso central, (S.N.C.)

Sesión 3: 12.Febrero.13. Nos toca osteopatía craneal, muy agradable en sus sensaciones, como efectiva en las radiaciones neurológicas. Y como sospechábamos, encontramos variedad en bloqueos al movimiento. Enumero:


  • S.E.B., (sínfisis esfeno-basilar), bloqueo en extensión en su hemi-lado derecho, (Figura 16);
  • Parietal izquierdo, lesión en bloqueo de rotación interna, (Figura 15);
  • Maxilar derecho, bloqueado en extensión o rotación interna, (Figura 15);
  • CV4; liberamos el punto de emanación del L.C.R., (líquido céfalo-raquídeo), (Figura 17)

Figura 15

Figura 16

Figura 17

Y ya que estamos, y no se nos ha dado nada mal, compensamos su pisada manipulando su 2º metatarsiano del pie derecho, (Figura 18)
Figura 18
En este punto, damos por bueno el tratamiento ejecutado hasta ahora por los dos motivos que se tienen que producir para que el tratamiento sea el correcto:

  1. El terapeuta comprueba la normalidad de los elementos lesionados;
  2. El paciente se siente recuperado.
Así que, a partir de esta fecha, nos ponemos con sus lesiones secundarias, ya mencionadas y diagnosticadas, para que no repita esta o parecida lesión que hasta aquí le ha traído y que no pudo resolver anteriormente. Pero esto es otra historia.

CASO 5: Amigo de este blog, de 37 años, que llega hasta mi gabinete a través de identificarse con un caso de este artículo, por un dolor en el abdomen, en la zona del músculo psoas de su hemi-lado derecho. Su trabajo le obliga a estar sentado durante bastantes horas. Irradia dolor hacia el glúteo, además siente tensión en el cuádriceps derecho, sobre el vientre muscular del vasto interno o medio, (Figura 20),
Figura 20
y en la cadera, en el movimiento de rotación externa, (acción de los músculos cuadrado crural o del fémur y obturadores-Figura 20)

Presenta resonancia, (R.M.N.), efectuada el 30 de noviembre de 2012, donde podemos observar en la imagen de la izquierda protrusión discal en el cambio lumbo-sacro, (circulo amarillo), con tensión en los ligamentos interespinosos, (flecha amarilla), así como rectificación lumbar, (se pierde el arco de la columna lumbar)



En esta placa del lado derecho,  una vista anterior, (Resonancia con contraste), vemos marcados con las flechas rojas, una dismetría pélvica, el eje horizontal entre las dos crestas iliacas quedan en diferentes niveles. Después del test de Downing y con esta imagen, comprobamos anteriorización del hueso iliaco izquierdo y posteriorización del derecho, es decir, crea por la carga una falsa pierna larga izquierda y corta derecha, (falsa, porque anatómicamente tienen la misma medida ambas piernas)










Además, en diagnóstico clínico vemos tensión y arrastre en el movimiento de la articulación sacro-iliaca, (A.S.I.), (Figuras 3 y 6), así como en las pruebas neurológicas hay una falta de respuesta de L3-L4-L5, tanto en las pruebas de percusión como en las de contra resistencia. También en la flexión con carga, sentado, nos arrastra el tejido blando izquierdo.

Bien; vamos a encontrarnos cosas interesantes como, por ejemplo, las manipulaciones del hueso sacro en la 2ª y 3ª sesiones, cómo va a compensar el tejido fascial y ligamentos, llevándonos de una lesión en una torsión a la contraria en tan solo unos días.

Sesión 1, (18.4.13) Utilizamos esta sesión para equilibrar la pelvis, es decir, dar simetría y eliminar esas falsas piernas corta y larga, para ello aplicamos el protocolo que tengo establecido: D.E.D.M., (Descarga; Estiramiento; Downing; Manipulación) Y en una horita tenemos este primer problema, básico, solucionado.
Sesión 2 y 3, (20 y 25.4.13) Aquí equilibramos el movimiento del hueso sacro con referencia al nuevo ángulo de movimiento de la A.S.I. Esto es fundamental si queremos corregir completamente una lumbalgia o psoitis de origen ilio-sacro o sacro-iliaco, el hueso sacro es la llave de movimiento de la pelvis, en consecuencia, de todo el cuerpo.

Y esta es la sorpresa que nos encontramos en un periodo de 5 días, el cambio de presiones de la articulación sacro-iliaca, (A.S.I.) En primera instancia, sesión 2, la torsión sacra es izquierda-derecha,
y en la sesión 3 es derecha-izquierda.
Por qué ocurre esto? Y, qué consecuencias tiene?

La respuesta está en la dura tensión que ha estado arrastrando durante meses toda esta zona por la presión de tejido blando, en estas dos sesiones corregimos también estas lesiones, en su caso, contractura del músculo cuadrado lumbar derecho y psoas del mismo lado, con fuerte espasmo de este, donde nos tenemos que emplear a fondo, no tanto en la remoción del músculo, que es bastante dolorosa, sino también en la elongación que hacemos isométrica, (estiramiento asistido), del músculo. Y, por supuesto, técnicas de corrección de tensión ligamentosa, (sacro-tuberoso y sacro-iliaco, siempre de su lado derecho-Figura 19)

Con esto, y elongaciones isométricas para el cuadrado lumbar derecho y rotadores externos de la cadera, también del lado derecho, dejamos corregida su psoitis creada por una fuerte presión por falta de movilidad en las articulaciones ilio-sacras. No nos vamos sin antes comprobar el estado de su rodilla derecha, recordemos que ha sufrido presión de su vasto interno del cuádriceps.

En este tipo de casos, donde hay un fuerte espasmo del músculo psoas, donde además se ven involucrados músculos de las caderas, a veces, como le ocurrió a nuestro joven amigo de este caso, se crean problemas de tipo uro-genital, como dificultad en la micción, parecido a lo que ocurre con la prostatitis, o problemas de erección del pene. Esto no significa que todo tipo de problema uro-genital sea por este tipo de lesión, pero si existen esos casos que, incluso con medicación no mejoran, siempre se puede plantear el tratamiento osteopático, incluso los que mejoran al tratamiento farmacológico.

CASO 6: J.N.C., de profesión,... (no tengo autorización para decirlo por su repercusión mediática), de 53 años de edad. Me llega a través de la lectura de este artículo, con cierta desesperación, aunque más que "cierta", total desesperación. Está en el nivel de la utilización de fuertes tranquilizantes, de cuyo nombre no quiero acordarme, para no dar ideas.

Os cuento el caso.

Sintomatología álgica sobre la zona iliaca de su hemi-lado izquierdo. En el interrogatorio clínico, me cuenta que hace 30 años sufrió salmonelosis, (La salmonelosis humana es una enfermedad infecto-contagiosa producida por entero-bacterias del género Salmonella. Comprende un conjunto de cuadros clínicos cuya principal manifestación es la gastroenteritis aguda, una de las intoxicaciones alimentarias más comunes causadas por agua y alimentos contaminados, especialmente carnes. Tanto salmonelosis como el género Salmonella son una latinización del nombre de Daniel Elmer Salmon, (1850-1914), un veterinario estadounidense)

Ha sufrido también leucopoyesis maxilo-facial, (Proceso de formación de nuevos glóbulos blancos o leucocitos. Se realiza en la médula ósea. A partir de células madre de la médula ósea se forman los mieloblastos, que en sucesivas divisiones y maduración se convierten en glóbulos blancos de tipo granulocito. Otras células precursoras son los monoblastos, que dan lugar a los monocitos. Los linfocitos se derivan a partir de unas células linfoides)

Anisaquis, (es un género de nematodos parásito, cuyo ciclo vital afecta a los peces y mamíferos marinos, en los que puede producir lesiones en su tubo digestivo. Son perjudiciales para los seres humanos y causan anisakiasis, y el pescado que ha sido infestado por Anisakis puede producir una reacción anafiláctica, mediada por inmuno-globulina E, (IgE))

Divertículos en colon, (Un divertículo es una evaginación de la pared intestinal. También puede ser definido como un saco o bolsa anormal que sale de la pared de un órgano hueco como, por ejemplo, el colon. El término divertículo verdadero indica que la bolsa está constituida por todas las capas de la pared abdominal, (los divertículos verdaderos son raros), en tanto el diverticulo falso carece de una porción de la pared normal del intestino. A medida que se envejece aumentan las probabilidades de que aparezcan divertículos)

Fisura anal.

Colecistitis, (es una inflamación de la pared de la vesícula biliar. El proceso inflamatorio una vez iniciado genera cambios notorios a nivel microscópico y macroscópico que evolucionan desde una simple congestión, pasan por una fase de supuración, otra de gangrenación y otra de perforación), estirpada en 2012 su vesícula.

Además, padece de hemorroides internas; hernia de hiato y helicobacter pílory duodenal.

El cuadro es prometedor para el tratamiento. Claro, imaginaros las deposiciones, entre otras cosas diarréicas.

Y, desde el punto de vista mecánico, (locomotor), protrusión discal L4-L5 y hernia discal L5-S1

R1
R2
En la imagen R2 vemos tensión sobre toda su musculatura derecha por torsión vertebral que crea, probablemente una falsa escoliosis, deberíamos repetir pruebas al final del tratamiento que vamos a proponer, para ver cómo se puede llegar a alinear su columna lumbar. Así mismo, el aplastamiento que se origina sobre su lado izquierdo nos va a demostrar dolor en la palpación.

Vamos al diagnóstico clínico que realizamos en el gabinete.

  • Músculo Psoas, (Figuras 1, 2 y 13), izquierdo espasmódico al tacto;
  • Hueso iliaco izquierdo anterior en la medición tumbado. Tenemos pues, un problema en la pisada;
  • Articulación sacro-iliaca de su lado izquierdo, sin movimiento, (veremos más adelante de qué tipo);
  • Articulación coxo-femoral de su lado derecho, (cadera), nos muestra también bloqueo al movimiento;
  • Músculo diafragma bloqueado en su hemi-lado izquierdo;
  • Su apéndice xifoides del esternón, (la puntita de abajo), bloqueada en el movimiento anterior;
  • Falta de respuesta neurológica a la percusión a nivel de la última vértebra lumbar.
Hasta aquí el diagnóstico. Uno de los diagnósticos más largos que he experimentado en mi carrera como osteópata. Y con ésto, decido escribirle en un mail sobre todo lo que hemos encontrado y la propuesta de tratamiento, que dejo que decida si empezarlo y cuándo.

Todo esto ocurrió con fecha 13 de Agosto.2013. El 16 comenzábamos tratamiento. Vio seguridad, profesionalidad y esperanza, aunque nunca le prometí mejoría total, sí eliminación de dolor y normalidad en el movimiento, así como en las funciones digestivas y motoras.

Entonces, como en otros casos que ya habéis leído en este artículo, comenzamos con la regularización de su pisada eliminando todas las tensiones musculares de la batería pélvica, a través de masaje y estiramientos, para proseguir con el test de Downing y declarar su lesión en su dismetría pélvica.
Test Downig
Y, acabar normalizando con manipulaciones osteopáticas una doble lesión que nos aparece, (en ambos huesos iliacos-Figura 8). Aprovechamos que tenemos la estructura muscular sedada y estirada para normalizar también ese bloqueo que encontramos de rotación interna de la cadera, (A.C.F.)
Le dejamos con un vendaje neuro-muscular ahora y en la siguiente sesión.



Para la 2ª sesión, (19.8.13), una vez corregida la dismetría, nos vamos al hueso sacro con todo el tejido blando que lo envuelve, rodea y ancla. O sea, eliminamos tensiones musculares ya, psoas-iliaco izquierdo y ambos músculos cuadrados lumbares, (Figura 4), de forma especial porque nos marcan lesiones contráctiles. Y el sacro, diagnosticado después de eliminar estas lesiones musculares, nos muestra su lesión, (torsión izquierda-derecha) (Figura 6b, y en el caso anterior lo tenéis laminado)

Nos encontramos 4 días después, (22.8.13), donde la mejoría ya es palpable en cuanto a movimiento, dolor y cierta regulación de funciones digestivas, nos comenta nuestro famoso paciente. Así que, vamos a ver si nos aguanta, (por cansancio), todo lo que programamos para esta sesión:
Figura 21
  • Masaje transverso y profundo de Cyriax para contractura en músculo cuadrado lumbar derecho;
  • Masaje transverso y profundo de Cyriax para contractura en las fibras medias del músculo trapecio derecho;
  • Remoción y vibración para el músculo psoas izquierdo;
  • Técnica de Jones para las fascias toraco-lumbares derechas, (Figura 21);
  • Técnica de Jones para ligamento sacro-espinoso, (Figuras 1 y 19)

Y en cuanto a normalización osteopática:
  • Normalización 4ª vértebra lumbar, (L4), lesión en flexión, lateralización izquierda y rotación derecha;
  • Normalización 5ª vértebra lumbar, (L5), lesión en flexión, lateralización izquierda y rotación derecha.
Vemos pues, si volvemos a su R.M.N., (R1), cómo ese área que os he marcado con un círculo amarillo está completamente normalizado en movimiento. Qué quiere decir esto? Recordad que en el diagnóstico según esta placa, vemos protrusión en el disco entre la 4ª y 5ª vértebras lumbares, (las más bajas), y la 5ª lumbar y 1ª sacra, (el triángulo de abajo)

Bien. Nos vemos en 4ª sesión, el 30 de Agosto, en la que intervenimos sobre sus suturas craneales, con esto, queremos corregir información neurológica. Amplio trabajo, donde normalizamos hasta cuatro huesos y regulamos la función de su movimiento respiratorio primario, (M.R.P.) Esto, no solo va a soltar pares craneales, (raíces neurológicas), sino que nos ayuda a regular una de las funciones más importantes que se abarcan en osteopatía; las emociones. http://jejgjg.blogspot.com.es/2013/10/emociones-punto-de-partida.html

En una 5ª sesión, (12. Septiembre), momento en el que practicamos una sesión completa de osteopatía visceral, para la normalización de falta de movimiento de alguna víscera. Esto es importante, como hemos visto en la Figura 10, debido a que toda víscera está unida a través de tejido conectivo a una o varias zonas musculo-esqueléticas. Además, de que se verá mejorada la función de la víscera tratada, individualmente, y en conjunto.

En su caso: Riñón ptosado, (caído); Colon descendente, (última porción del intestino grueso), está en rotación externa; Duodeno y Estómago, espásticos, los tiene como un bloque rígido; Ángulo cólico hepático, cerrado.

Y, por ende, el músculo diafragma, (Figura 14), lo tiene bloqueado al movimiento respiratorio en su hemi-lado izquierdo.

Lo completamos con una secuencia de osteopatía somato-emocional.

Un caso complejo, en cuanto a que el problema está fuertemente somatizado, además del cuadro que presenta. La mejoría mecánica es visible, aunque su trato debe ser nutricional y digestivo, lo cual, le derivo.

Por supuesto, siempre conveniente hagamos revisiones periódicas por esto mismo.

Importante, si no imprescindible, los estiramientos musculares, como el de la figura 7, también estirar bien los rotadores externos de las caderas, (Figura 22)
Figura 22
Por supuesto la cara anterior del muslo, así como la cara posterior.
 Y diferentes tipos de ejercicios para dar información propioceptiva activando el sistema nervioso simpático.














Podemos hacer 3 series diferentes de cada ejercicio de 8-10-15 repeticiones



Y no olvidamos la natación, no es necesario ser un Michael Phelps o una Mirella Belmonte, medallistas olímpicos, basta con esto,

CASO 7: J.J.L.U. (4.3.76). Este es uno de esos casos que uno coge porque después de 18 años en esta profesión, creo haber actuado en casi todo. Quizá haya algo de intentar ayudar al prójimo hasta el límite de la sabiduría y de la investigación.

En un principio, este paciente, de profesión maestro particular en su propia academia, viene por un dolor lumbar y en el abdomen en su hemi-lado derecho. Efectivamente, después de la evaluación clínica, vemos que están fuertemente inflamados ambos músculos psoas-iliacos. en R.M.N., de 9 de Julio, además encontramos:
  1. Rectificación lumbar;
  2. Protrusiones discales en toda la columna lumbar, a excepción del disco L1-L2.




Sabéis qué es una esclerosis múltiple?
Es una enfermedad autoinmunitaria que afecta el cerebro y la médula espinal (sistema nervioso central).


Sabéis que es un herpes zóster?
Es una erupción vesicante y dolorosa debido al virus varicella-zoster, que ocasiona la varicela.
Después de que uno contrae varicela, el virus permanece inactivo, (latente), en ciertos nervios del cuerpo. La culebrilla o zóster ocurre cuando el virus se reactiva en estos nervios después de muchos años.

Sabéis que es una retracción de la mandíbula?
La mandíbula queda por detrás de la linea del oído.

Pues todo esto, está reunido en este hombre que llega hasta mí por medio de este artículo, con fecha de 5 de Diciembre. 2103.

Al diagnóstico, pues, nos indica:
  • Elevación de tórax y hombro izquierdo;
  • Arrastre de tejido blando y articular, (ilio-sacra),de su hemi-lado izquierdo;
  • Hueso iliaco izquierdo anterior, (pisada descompensada)
  • Test de percusión neurológica, falta de respuesta en L3 y L4
Al menos, parece claro por dónde debemos comenzar, ya habéis visto algún caso en este artículo: Articulación ilio-sacra para su dismetría pélvica, quien le está haciendo soportar grandes fuerzas en la musculatura de psoas y lumbar, que además afecta nervios lumbares con una falta de respuesta nerviosa, etc.

Así, las dos primeras sesiones, las dedicamos al aparato pélvico, eliminando la desarmonización entre los huesos iliaco izquierdo y sacro. Fechas de 5 y 9 de Diciembre. 

En esa 2ª sesión de 9 de diciembre, comenzamos con el tratamiento de tejido blando, actuando para la eliminación de sendas contracturas musculares en ambos cuadrados lumbares, (Figura 4), y psoas, (Figuras 1-2-13). Intervenimos también en la regulación de sujeción articular en algunos ligamentos de su pelvis, (Figura 19):
  • sacro-espinoso derecho, (sacro-ciático menor);
  • ilio-lumbar izquierdo.
En 5ª sesión, (20.12.13), dos semanas después del inicio de tratamiento, regulamos falta de movilidad visceral, muy importante por sus conexiones con el tejido del aparato locomotor.
  • Hígado, (espasmódico);
  • Colon ascendente, (Bloqueo en rotación externa);
  • Riñón derecho, (ptosado)
Vemos en esa lámina de unión anatómica, (visceral-locomotor), como tenemos comprometidos toda la columna lumbar con el mal movimiento de estos tres órganos que hemos manipulado.

Ya en 6ª sesión acometemos al sistema nerviosos central, campo también de movimiento e información para el resto del cuerpo.
Y aquí, encontramos una amplia sesión con trabajo extra. Enumero los bloqueos encontrados, si vais a las Figuras 15 y 16, podéis relacionar con la lámina anterior la respuesta motora que damos en nuestra intervención en el cráneo, con una osteopatía muy suave y agradable de recibir, (craneal)
  • S.E.B., (lesión en flexión en su hemi-lado izquierdo);
  • Cigomático izquierdo, (lesión en rotación interna);
  • Temporal derecho, (lesión en rotación externa);
  • Mandíbula derecha, (lesión en flexión);
  • Palatino derecho, (lesión en flexión), (Figura 23)
Figura 23

Es, a partir de este momento que damos un repaso en 7ª sesión a todo el tejido blando, del que deberemos cuidar con celo aún, sus músculos psoas. Y lo tenemos encauzado el caso completamente, en un tiempo, a mi juicio, rápido.

Nuestro profesor se encuentra con muy buena actitud, muy positivo, feliz, su mujer, que hemos estado los tres juntos valorando, me dice que le encuentra diferente, después de 2 años dando tumbos, tirando de "Lyrica", (medicación con efectos secundarios narcóticos, que se utiliza para problemas de dolor neuropático periférico y central; para epilepsia; para trastornos de ansiedad generalizada), y que ha dejado hace unos 12 días.

RECOMENDACIONES: Como escribía antes de este caso, visitas regulares de una a dos sesiones/mes y estiramientos para la batería de la pelvis, así como tonificación para la zona abdominal.



CASO 8A.F.V., 44 años. Madre de dos criaturas y responsable directiva en una compañía multi-nacional. Viene a consulta por lo que me ha leído, es una "psoitis". Hay dolor abdominal, irradiando a ingle y zona lumbar. 

Sus antecedentes clínicos nos hablan de colon irritable. Su pisada no es buena por dos motivos, 

  1. esguinces viejos de tobillos, no tratados,
  2. genu-valgum, es decir, rodillas muy juntas, los pies más separados. 
Esto hace que no tenga una buena línea de gravedad, con lo que le va a afectar a la tercera vértebra lumbar, novena y cuarta dorsal, y tercera cervical. Es decir, está arrastrando por esto, problemas de dolor de su cintura torácica y sobrecarga y dolor en cuello y cara por un bruxismo que todo lo anterior le produce. Ha pasado por dos cesáreas exageradas y algún problema más, que por su intimidad, no permite nuestra confidencialidad que podamos exponerlo aquí.

A las pruebas que hacemos en consulta nos remiten a un bloqueo de su articulación ilio-sacra izquierda; faja abdominal muy débil, con lo que no hay buena sujeción abdominal y pélvica, además del ya mencionado problema de rodillas, genu-valgum y genu-extensum, es decir, las rodillas se desplazan hacia atrás.




Tratamiento? Protocolo para una lumbalgia de origen sacro-iliaco. No existe un proceso neurológico que nos altere la bio-mecánica, llámese discopatía, artrosis o deshidratación de tejido conectivo.

SESIÓN 1: (19.7.14) -Masaje de descarga y oxigenación en piernas, (crural), abdomen, glúteos y espalda, incluyo hombros y cuello;-Estiramientos musculares de la batería muscular pélvica;-Test de Downing, (se puede encontrar en imágenes anteriores). Ya en caliente, este test, que lo que busca mediante la provocación de los movimientos de los huesos iliacos de la pelvis, es detectar dónde y en qué forma se encuentra la lesión articular, (ilio-sacra):-Técnica directa osteopática para normalizar su hueso iliaco izquierdo, bloqueado en anteversión o rotación anterior, (falsa pierna larga izquierda), que queda completamente equilibrada, con lo que ganamos en el reparto de masas corporales, peso de compensación y equilibrio de pisada... menor dolor en el resto de segmentos de la columna.


SESIÓN 2: (22.7.14)-Masaje en glúteos, espalda, (incluidos hombros y cuello), y abdomen;-Técnicas de masaje deportivo para recuperar diferentes lesiones de tejido blando que encontramos y que enumero:
a. Contractura muscular para el cuadrado lumbar izquierdo, (Figura 4);b. Psoitis de su músculo psoas izquierdo, (esto duele) (Figuras 1 y 2);c. Puntos gatillo para sus fascias toraco-lumbares del canal para-vertebral izquierdo;d. Falta de tensión e inflamación de sus ligamentos pélvicos, (sacro-iliacos y sacro-tuberoso izquierdo; Figura 19)
-Diagnóstico respiratorio del hueso sacro;-Técnica mio-tensiva de normalización osteopática del hueso sacro, en su caso, una torsión izquierda-derecha, (los osteópatas saben de lo que hablo)


SESIÓN 3: (26.7.14)-Masaje como en la SESIÓN 2;-Técnicas manuales de recuperación de lesiones de tejido blando que aún persiste, aunque con más rápida recuperación a la información metabólica que le estamos ofreciendo en sesión:
a. Contractura para los músculos glúteo mayor derecho y ambos cuadrados lumbares;b. Psoitis del músculo psoas izquierdo, así como de su unión en la cara anterior de la pala del hueso iliaco, del músculo del mismo nombre, (iliaco), el conjunto es el llamado ilio-psoas o psoas-iliaco, (Figuras 1, 2 y 13).
-Técnica directa de normalización osteopática para su última vertebra lumbar, (L5), tiene una lesión bio-mecánica en Flexión, Lateralización derecha, Rotación izquierda.

-Técnica de descompresión de los huesos púbicos.

El resultado que la mujer nota es de mayor espacio interno, menor compresión y drástica bajada del dolor, hasta límites que ya no recuerda cuándo se sintió de una forma similar. Esto le da otra perspectiva de afrontar la vida cotidiana y su filosofía en cuanto a ella y en cuanto a la salud.

Nos encontramos en unos días, (31.7.14), para seguir restableciendo la normalidad muscular, (habéis podido apreciar que ya no hay tensión ligamentosa en la pelvis), y el buen movimiento visceral, con ello habremos dado un paso de gigante. En tan sólo 4 sesiones, que con un bono para 5 sesiones, (haremos una sesión de osteopatía craneal), resolvemos un proceso evolutivo de lesión degenerativa

Deseo que os haya servido de ayuda este artículo. Como siempre estoy a vuestra disposición a través de vuestros comentarios.




33 comentarios:

José Enrique dijo...

Leí tu blog! Muy interesante. Me queda un poco más claro que tenía y como poder afrontarlo.
Después de la sesión estuve mejor el fin de semana, luego supongo que con la tensión del trabajo me volvió con fuerza otra vez. Ahora parece que después de la clase de yoga del viernes pasado (que hicimos muchos estiramientos de ingle) pues me vino genial.

Las molestias solo las noto cuando llevo mucho rato caminando. Pero mucho menos que antes!

(e-mail recibido en consulta el 27.3.2012 de L.G.G.)

Nono dijo...

Tengo 45 y hago jogging un par de veces por semana. La pasada semana comencé con molestias, el Domingo fui a urgencias por miedo a apendicitis, me apuntaron posible hernia incipiente, pero ni la exploración ni la eco eran claras.

Por mi cuenta he supuesto que el problema está en el psoas. Estos 2 ultimos días el dolor es bastante fuerte y apenas ando, por lo que me han dado baja médica, pero ningún medico confirma disgnostico y el tratamiento que me ofrecen se reduce a ibuprofeno.

He notado que después de la eco, con el traqueteo de la zona, el dolor mejoró bastante, pero a los dos días volvió.

Como es eso de la remoción para disolver la inflamación? Puedo hacer algo más que reposar en horizontal con piernas elevadas?

El jueves próximo me voy a Escocia con los niños, pero como siga así, habré perdido los billetes...no quiero ni pensarlo.

Le agradecería algún consejo.

Juan Antonio Navarro (juanan.navarro@gmail.com)

José Enrique dijo...

Contestación vía e-mail a Nono:


Amigo Juan Antonio, recibo tu caso con atención, entre otras cosas, como bien has leído en el artículo del blog, estos casos por lo general están mal diagnosticados, especialmente a nivel médico una vez descartan problemas graves, como puede ser una severa inflamación del apéndice.

Por lo que me cuentas, lo primero que debemos hacer es un reposo absoluto, (bien por la baja), y siendo un problema del músculo psoas, por supuesto, estiramientos suaves, incluyendo estiramientos para los cuádriceps, isquiotibiales, abductores y aductores, (te adjunto una tabla para que puedas seguirla, especialmente las figuras 3-4-8-9-10-11-14, leídas de izquierda a derecha.

En este caso el ibuprofeno te va a servir como anti-inflamatorio, pero no es la solución, ya que esto va a los efectos, no a la causa. Además, hay una falta de diagnóstico en este caso, por lo que me cuentas.

El diagnostico diferencial que aquí debemos hacer es, como has visto en los casos que expongo en el artículo, sobre todo osteopático y neurológico. Aquí detectamos las posibles fallas de movilidad musculo-esquelética y/o osteo-articular, y las posibles involucraciones de algún problema neurológico, como protrusión de disco/hernia discal, así como la movilidad visceral.

En cuanto a tu pregunta sobre la remoción del psoas, es una maniobra que utilizamos en masaje deportivo para eliminar la contracción del músculo, una vez preparada bien toda la zona.

Hay una serie de datos que me faltan para darte una guía más aproximada como antecedentes de lesiones musculo-esqueléticas; enfermedades de tipo inmunológico o bacteriológico; antecedentes familiares; qué tipo de trabajo tienes... etc. Aún así sería complejo el diagnóstico sin las pruebas anteriormente expuestas, con lo cual, si estás en Madrid o cercanías, yo te invito a que vengas a mi gabinete y podamos ver tu caso sin ningún coste. De esta forma te pueda orientar en las acciones que debes hacer por tu cuenta y proponerte un tratamiento osteopático.

Llámame si así lo deseas.

Espero haberte ayudado.

Gracias.

Un abrazo.

Pilar Amores dijo...

Hola, me llamo Pilar y trabajo en un centro comercial. El otro día al intentar soltear un obtáculo tuve un fuerte dolor en la ingle. El caso es que ya han pasado dos meses y este dolor en vez de disminuir sigue produciendose, especialmente cuando repito la postura que lo produjo. ¿Qué puedo hacer para solucionarlo?.
Gracias!!!

José Enrique dijo...

Mi querida Pilar, por lo que me expones puede que sea un dolor tendinoso por tensión, (el sobre esfuerzo que realizaste al sortear el obstáculo). Sería importante saber si tienes algún antecedente de lesión en esa zona de la ingle, o en el abdomen, o en rodilla.

Tienes la opción de estirar la zona, (tienes uno muy válido para el músculo psoas en la figura 7 de este artículo que has leído), así como el estiramiento de cuádriceps, (te adjunto un archivo para que lo practiques).

Aún así, si puedes acude a algún osteópata que tengas en tu ciudad o, si lo prefieres, vé a tu médico, aunque aquí te vas a encontrar como mucho con anti-inflamatorios no esteroideos, lo cual no ataca a la causa.

Si deseas algún otro tipo de información, no dudes en consultarme.

Espero que esté siendo de ayuda para tí.

Saludo cariñoso.

Anónimo dijo...

Hola,
hace tiempo que tengo dolor en la espalda, cerca de la zona de los ligamentos sacros la mayor parte del tiempo en el lado derecho pero tambien a veces en el lado izquierdo. He intentado todo tipo de tratamientos (fisio, quiro, masaje) y ninguno parece poder explicarme o darme una solucion. Se que tengo una pierna mas larga que la otra (eso me dijo el quiropractico) y que los musculos de la fascia lateral y de la cadera estan bastante tensos por lo que hago muchos estiramientos en mis clases de pilates. Las clases de pilates me han ayudado bastante pero cuando voy a caminar siempre acabo volviendo con dolor de espalda lo cual me frustra porque no puedo encontrar una solucion puesto que no entiendo donde o como se genera el dolor. Me podrias dar alguna sugerencia?

José Enrique dijo...

Mi querido/a amigo/a:

Parece que el caso lo tienes bastante claro. Si el quiropráctico te ha diagnosticado una dismetría pélvica, por ahí hay que empezar.

En este mismo artículo tienes dos casos atendidos por mí, que te pueden ayudar mucho.

Lo único que te puede resolver, por lo que me cuentas y deduzco, es la osteopatía. Trabajamos ampliamente la pelvis en todas sus inserciones tendinosas y a nivel de normalización de movimiento articular.

No dudes en consultarme cualquier duda que te haya quedado.

Gracias.

Saludos.

Mariana dijo...

Muy interesante, quería consultarte.Mi hija estuvo haciendo gimnasia, hacia un mes que había comenzado.De golpe empezó a gritar de dolor porque le dolía el apéndice.Fuimos a las guardias, todos coincidían que podía ser apendicitis,hicieron ecografia,tomografía,radiografía,análisis,quedo internada en observación,y se descarto que lo sea.Pues bien, al día siguiente,todavía internada, como había mejorado su dolor,no del todo,el medico le dio de alta, pero tuvo varios días ese dolor.Venia de varios días,de problemas intestinales, con diarrea el día anterior.Hasta el dia de hoy, a 15dias, no sabemos que tuvo.Leyendo este artículo pensé que podría haber sido esto, da síntomas como de apendicitis?no dio desgarro tampoco la ecografia. Bueno, muchas gracias.Mariana de Santa Fe Argentina

José Enrique dijo...

D.G.A., comenta a través de e-mail:


"Llevo unos días con un "malestar" en la zona inguinal izquierda, creo que se irradia al testículo porque es esa sensación de cuando te dan una patada en los huevos, que ya se paso el dolor... pero sigues estando algo incómodo.

A principios de mes estrené bicicleta que me queda un pelín grande, y anduve con ella pequeñas rutas suaves unos 6 o 7 días alternos (20-30 km). Terminé el 6 de septiembre empotrándome contra una señal a baja velocidad (a unos 8 km/h), donde me golpee la rodilla (nada importante), y donde pensé que me había golpeado un testículo contra la barra de la bicicleta (dolor aguantable, que al día siguiente era casi imperceptible), pero quizá el golpe fue en la ingle, aunque esta no me dolía. (no sabría decir puesto que fue un accidente aparatoso). (6 de septiembre). Quizá todo esto no tenga nada que ver, pero ha coincidido.

No le di importancia pero estos días he retomado la actividad física, y tras correr o andar en bici, tengo molestias intermitentes, que a veces llegan a ser dolor leve en el bajo vientre, que se irradia al testículo.

Como a los 14 años tuve una torsión del epidídimo (en el otro testículo), estoy en la duda de si esperar unos días haciendo estiramientos y parando el ejercicio, a ver si se pasa solo, o ir al médico, o si tratarlo directamente como algo muscular (he leído tu artículo sobre la psoitis y parece que se corresponde en gran medida). A veces también noto sobrecargada la zona lumbar. ¿hasta qué punto podrías hacer diagnóstico? ¿Debería ir al médico antes?

Otros datos:

Además, trabajo en oficina y suelo tener contracturas en la parte alta de la espalda y cervicales. Crees que en una sesión se podría "liberar" un poco esta zona, y ver qué ocurre en la zona inguinal?

Además, desde que dejé el gimnasio en mayo, para hacer actividades al aire libre, siento como agujetas en el gemelo derecho todos los días al levantarme (excepto a primeros de mes durante las vacaciones!). No me molesta al hacer actividades deportivas, solo al andar tras un periodo en reposo.

Vamos, que estoy hecho un cromo"

José Enrique dijo...

Mi contestación a D.G.A.:

Es importante la información que me das.

La acción de aquella inflamación del epidídimo siempre deja secuelas musculares en cuanto a que se crean contracciones del músculo y fascias, que si no te has tratado nunca, te lleva a diferentes problemas, entre los más comunes, la lumbalgia.

Una lumbalgia puede estar ocasionada por diferentes motivos, (los cuales tendríamos que ver: diagnóstico) Y de aquí deduciríamos el problema y el posible tratamiento.

También me hablas de dolores en espalda, piernas...

Debemos ir por partes, el "tratamiento inteligente"... Y eso lo vemos con un buen diagnóstico y propuesta de acción sobre tus lesiones, insisto.

Lo que sí está claro es que hasta que no descubramos el problema es recomendable el reposo relativo... Y en cuanto a ir al médico, nunca lo descartes, siempre y cuando tengas una buena atención... (Que suele ser privada)

Llámame cuando puedas y reservamos.

Saludos.

José Enrique dijo...

Amiga Mariana; Necesitaría que me dieras más datos sobre:
Dónde aparece el dolor; Si es en momentos concretos, (un movimiento, al estar tumbada o sentada y levantarse...); Si es intermitente; Si el dolor se queda en una zona o se refleja a otras; Lesiones que haya padecido, si es que existen. Dame los datos que puedas para que pueda orientarme sobre el problema de tu hija.

Gracias.

Un saludo.

José Enrique dijo...

CONSULTA DE MARITZA, (CARACAS-VENEZUELA):

Hola Doctor
Le envié un mensaje a su blog, pero prefiero consultar por esta vía

El caso es que desde hace muchos años padezco de dolores en mis piernas, especialmente la izquierda,
y en la zona inguinal. En alguna oportunidad hasta estuve a punto de infiltrar mi cadera por un dolor permanente
durante casi dos años.

Tengo genuvalgus, con procnatismo del arco de ambos pies, problema que heredé de mi madre, también bastante
afectada por sus piernas: camina como loro y tiene serias várices. Actuamente padece de polimialgia reumática.

Yo he tenido dos o tres esguinces en el pie izquierdo, que es la pierna que más me molesta ahora -aunque las molestias parecen cambiarse regularmente-, y tengo dolores frecuentes en el centro del glúteo (ambos).

Yo he practicado mucho deporte, aerobicos, natación, spinning, y actualmente soy instructora de yoga y pilates. Me dicen que es extraño que con tanto ejercicio, y con la flexibilidad que tengo, padezca de tantas molestias. A veces, incluso, en mis clases de pilates, cuando hago el estiramiento de una pierna, siento como corrientazos en la izquierda.

Soy periodista y paso más de la mitad del día sentada frente a mi computadora. Algunas posturas de yoga me ayudan mucho, pero la molestia no desaparece.

Muchas gracias por su generoso y desinteresado blog, y que Dios lo bendiga

José Enrique dijo...

RESPUESTA A MARITZA:

Amiga Maritza, en primer lugar quiero decirte que es un placer para mí recibir tu correo.

Vamos a analizar lo que me cuentas para ver si descubrimos algo.

Tienes, para empezar, muchas actividades... Periodista, instructora de yoga, instructora de pilates... Interesante y compensatorio en cuanto a lo que quitas por un lado, lo pones por otro.

Me explico. Como bien dices son muchas horas sentada frente a una computadora, lo cual puede que te afecte a nivel muscular en todos los que sean flexores; cuádriceps, psoas-iliaco, abdominales... Y en tu actividad deportiva haces bien en estirar esa musculatura. Tanto yoga como pilates te vienen muy bien.

Me dices que hay un dolor de piernas a nivel de la ingle. Esto refuerza lo que escribo antes, pinzamiento nervioso a la hora de flexionar.

Es importante que te trates esos esguinces del tobillo izquierdo, la pisada es muy importante para cualquier problema en piernas, máxime cuando hablas de pronación del pie y valgo en la rodilla. Los dolores de glúteos son por todos estos motivos, al estar mucho tiempo sentada con todas estas sobrecargas musculares, vuelve a haber pinzamiento nervioso, en esta ocasión en uno de los nervios más importantes del cuerpo, el ciático.

Y, por último, existe, efectivamente, un proceso hereditario por tu madre, que es posible hayas adquirido.

Por todo ello, mi recomendación es que sigas con tu plan de estiramientos, por un lado, y hagas un mantenimiento con un masajista deportivo u osteópata para recuperar esas lesiones que me hablas y llevarte a un buen estado para que le puedas sacar mucho más rendimiento a tu cuerpo.

Espero haber podido ayudarte.

Saludos.

Anónimo dijo...

Hola, quería comentar mi preocupación. Ayer fui a un osteópata por dolor de pies, concretamente de la parte del puente( interior derecho), me dijo que había que trabajar la pelvis, estuvo apretando muy fuerte en la zona del apéndice y me dolía mucho, cuando salí estaba mejor, pero ahora tengo un dolor fortísimo en la zona esa que está en el dibujo pintada de rojo,(como el apéndice)no sé si al apretar tan fuerte puede que me haya pasado algo x dentro, o si es normal, tengo hora lunes y no sé si volver, hoy me duele muchísimo. Espero su respuesta. Gracias

José Enrique dijo...

Contestación para anónimo:

Cuando en osteopatía nos viene un caso, que indirectamente nos lleva a una lesión principal, tenemos dos opciones:

a. Resolvemos la causa de la visita por su gravedad en cuanto a dolor;
b. Resolvemos la causa principal en primer lugar, para que el tratamiento posterior sobre el problema que ha llevado la visita al osteópata sea más rápida de recuperar y completamente efectiva.

Bien es cierto, que cuando llegamos tan arriba por un problema en el pie, nos aseguramos que antes de remover nada muscular, testamos el movimiento articular, en tu caso, la pelvis. Seguro que ahí hay algún problema de movilidad.

Si, después de todo esto, el dolor no solo persiste, sino que se agudiza, por precaución mandamos diagnóstico por imágen al médico.

Aún así, creo que debes confiar en tu osteópata y comentarle todo esto que te pasa, vía telefónica o, mejor, acudir para que te vea y decida qué hacer en consecuencia a lo que valore.

Deseo que te haya tranquilizado mi respuesta.

Quedo a tu disposición.

Saludos.

José Enrique García González dijo...

Nos escribe Marisa Viaña:

Hola estimado Jose E., Me llamo Marisa, tengo 66 años, soy de Cádiz, estuvimos hablando por teléfono anoche y paso a contarte de forma no muy ortodoxa lo que me pasa:
Hace poco mas de un mes me dió una lumbalgia en la parte izquierda, me trataron con antiinflamatorios y relajantes, cuando pense que estaba mejor, de pronto no podia andar, sentia un dolor muy fuerte desde la ingle hasta la rodilla, fui a tres medicos y a un traumatologo que me diagnosticó una ciática y volvieron con el mismo tratamiento anterior, como no remitia fui a una osteopata que diagnostico una psoitis, me indico un tratamiento homeopático antiinflamatorio y me corrigió que tenia una pierna mas corta, hice reposo absoluto durante una semana, parece que mejore un poco, entonces el reposo lo pase al sofa, no viendo mejoria volvi a hablar con la osteopata y me dijo que seguramente habia un problema renal, y que tomara un complejo vitaminico del grupo B12, en los analisis salió que tenia infección de orina, ella (la osteopata) me dice que todo viene de ahí.
Despues del tratamiento para la infección con antibiótico y con artemisa, pienso que debe haber remitido pero no siento mejoría en mi pierna. No se si es mejor andar con dolor o hacer reposo, si es bueno o malo el calor seco, si hacer algún tipo de ejercicio. Anteriormente a esto, andaba todas las mañanas durante una hora deprisa, aunque llevaba por otras causas casi un mes que no lo hacia.
Esto es a grandes rasgos lo que me ha pasado y como estoy actualmente, me esta doliendo en la lumbar izquierda por el esfuerzo que hago por andar aunque solo ando por casa.
Muy agradecida por atenderme primero telefónicamente y segundo aquí.
Saludos, Marisa.

José Enrique García González dijo...

Contestación para Marisa:

Hola, Marisa. Esperaba tu correo.

Como ya te dije, por teléfono, es importante comprobar que ha desaparecido esa infección renal con una analítica, y testar si no ha dejado residuos en el riñón, el propio médico te lo dirá.

Ya una vez superado el problema, nos vamos a nuestra osteópata y vuelta a empezar:

1. Testar la simetría pélvica, si ha quedado bien;
2. Testar el movimiento visceral, especialmente riñones;
3. Normalizar el movimiento del hueso sacro con referencia al nuevo movimiento de los huesos iliacos;
4. Trabajo ya de todo el tejido blando, incluido nervios ciáticos y piramidales, y ya!!!

Este es un trabajo que conoce perfectamente tu osteópata.

Ejercicios:

1. Natación, especialmente espalda.
2. Estiramientos mantenidos, (te mando alguno), para dejar buena movilización de conexión a la pelvis.

Con esto, entiendo que el problema debe quedar resuelto.

Espero tus noticias para saber cómo vas.

Saludo cariñoso

José Enrique García González dijo...

e-mail de Liliana:

HOLA DR. VI SU BLOG Y ME INTERESO YA QUE SUFRO DE DOLORES EN EL LADO IZQUIERDO Y TENGO LOS SINTOMAS DE PSOITIS. TENGO UN CALCULO EN EL RIÑON IZQUIERDO PERO LOS DOLORES QUE SUFRO HACE 4 AÑOS NO SON DE COLICOS.
ME DI CUENTA QUE ALGO DEL PSOAS ERA YA QUE LEI BASTANTE POR QUE LOS MEDICOS NO ACIERTAN. ME HICE ECOGRAFIAS Y NO TENGO NADA MAS QUE EL CALCULO. HAY MESES QUE NO ME DUELE NADA PERO OTROS VIVO CON CALMANTES.ME TOCO EN LA ESPALDA MAS ARRIBA QUE LOS RIÑONES Y SIENTO EL MUSCULO A LO LARGO DE LA COLUMNA DOLORIDO Y ASI BAJA HACIA LA BARRIGA Y LA INGLE.
POR FAVOR DIGAME QUE HACER, RECOMIENDEME ALGUN MEDICO BUENO QUE SEPA ACA EN BUENOS AIRES ARGENTINA. FUI A UN TRAUMATOLOGO ACUPUNTURISTA PERO NO LE CONFIO YA QUE NO ME DIJO NADA DE ESE MUSCULO Y TUVE QUE DARME CUENTA YO A TRAVES DE INTERNET QUE ERA LO QUE ME DOLIA. LLEVO 4 AÑOS SUFRIENDO, TENGO 61 AÑOS Y ESTE DOLOR ME ESTA QUITANDO LAS GANAS DE SEGUIR. AYUDEME POR FAVOR. GRACIAS.

José Enrique García González dijo...

Hola, Liliana.

Leo tu correo y es muy posible que estés padeciendo una lumbalgia por efecto visceral. Me explico, ocurre en ocasiones, no pocas, que cualquier eventualidad de problemas viscerales, reflejan por presión, falta de movilidad y falta de información neurológica al tejido blando, desencadenan en una lesión musculo-esquelética.

Desde luego, este puede ser tu caso, con lo que la primera recomendación es hacer desaparecer esos cálculos renales, se produce una falta de movimiento de riñón y presión sobre tu musculatura lumbar.

Y a continuación, la visita obligada a un osteópata.

Tienes en Buenos Aires un osteópata, Luciano Nocetti, no le conozco personalmente, pero lo he encontrado a través de su página web, desde luego, está bien preparado y tiene un buen centro. Su teléfono, (011) 4831-5240

Espero haber sido de tu ayuda.

Saludos.

José Enrique García González dijo...

Me escribe M.R.M.:

Desde hace unos años noto un dolor en la zona inguinal. Después de diferentes pruebas (resonancias magnéticas, radiografías) el diagnóstico es: artrosis de cadera y afectadas: L5 - L4 - S1. Sin embargo la zona del dolor no está localizada en el lugar típico que está relacionado con la artrosis de cadera, sino más hacia arriba. Cuando voy al Osteopata los dolores se minimizan en un tanto por cien elevado. Y aunque sigo teniendo molestias, puedo andar bastante tiempo y sin dolor. Incluso en ocasiones no duele nada.

Hay momentos en que atarme las cordoneras de los zapatos es un suplicio, incluso ponerme los pantalones se hace muy doloroso. Sin embargo hay momentos en que no duele absolutamente nada.

Otro de los síntomas es la sensación de tener una pierna más larga que la otra (derecha más larga) así que, cuanto más cojeo más pronto viene el dolor. Es cierto que en ocasiones aparecen los dolores típicos de la cadera pero esto ocurre muy de vez en cuando (cambios de tiempo, cuando hago esfuerzos excesivos con la bici de montaña etc..) se trata de un dolor que avanza desde la zona baja de la ingle o mejor dicho donde se encuentra el inicio del aductor y hasta la rodilla.

Lo curioso es que cuando más me duele es cuando no puedo doblarme hacia la derecha. Cuando estoy como si estuviese rígido. En esos momento no puedo andar ni 5 metros. El dolor se centra principalmente en la zona del piramidal del abdomen o en el Psoas ilíaco. El dolor está más centrado en la zona inguinal y no la parte de la cadera. El dolor es parecido a una hernia.

Aunque el osteopata que me trata es bueno, no trata mi patología de una forma tan afinada como he visto que haces tú en tú blog.

file:///Users/manriera/Desktop/cadera/Cuerpo%20sano%3B%20recibo%20Osteopat%C3%ADa%20Profesional:%20Psoitis,%20(dolor%20abdominal).webarchive

Así que para resumir

Afectadas (protusiones y hernias) L4-L5-S1
Artrosis de cadera
Una pierna más larga que la otra
dolores en la zona del Psoas ilíaco y piramidal del abdomen (zona de la Ingle)
Dolor en las rodillas condromalacia rotuliana

En fin que estoy hecho una lástimica. Aun así, cuando me trata el osteopata y me coloca en el sitio es como si desapareciese todo. Principalmente a los dos o tres días de hacer la sesión. Sin embargo estoy seguro que si mi patología se tratara de forma más concienzuda y con más interés el resultado sería mucho mejor.

Me gustaría que me aconsejases que puedo hacer. También si en vez de ir al osteopata cada dos o tres meses ¿sería interesante hacerlo más a menudo? el osteopata que a mí me trata me dice que no es necesario. Lo que me parece muy honrado por su parte.

Y por último ¿conoces aquí en Alicante algún osteopata que trabaje siguiendo tú sistema o tú forma de trabajar al paciente? Ir a Madrid me supone un problema, tanto económico como de tiempo.

Un saludo y gracia por tú tiempo

José Enrique García González dijo...

Contestación a M.R.M:

He visto que eres amante de la música, especialmente del jazz; eres trompetista?

Hace unos años atendí a un trompetista que aparece y trabaja con el Dúo Dinámico, (Manolo y Ramón), no recuerdo su nombre, creo que acabó yéndose a vivir a Alicante, precisamente.

Vamos a lo tuyo. Quiero empezar por el final de tu mail:

"Así que para resumir

Afectadas (protusiones y hernias) L4-L5-S1
Artrosis de cadera
Una pierna más larga que la otra
dolores en la zona del Psoas ilíaco y piramidal del abdomen (zona de la Ingle)
Dolor en las rodillas condromalacia rotuliana".

Aquí está la respuesta, es un cuadro muy conciso.

Te digo lo que yo haría, si este diagnóstico es profesional:

1. Eliminar la dismetría pélvica, (pierna más larga-pierna más corta), así equilibramos la fuerza y gravedad de la pisada.
2. Seguir con el hueso sacro y vértebras lumbares, así como de las lesiones producidas en el tejido blando, (músculos; ligamentos...), especialmente de tu zona lumbar; atajamos lo que parece que se ha producido: lumbo-ciática, (meralgia, por afectación de la musculatura aductora de la pierna, que me cuentas)
3. Tratamiento de la condromalacia rotuliana, porque aunque sí es cierto que el desgaste cartilaginoso de la rótula con el fémur no se recupera, sí conseguimos que el desgaste sea menor, dando a la rodilla una normalidad absoluta, (ver artículo en este blog: "Condromalacia rotuliana"); y articulación coxo-femoral, (cadera). De esta forma seguimos recuperando el equilibrio que va a ayudar a tus dolores superiores, de ingle y espalda.

Con esto tenemos un tratamiento osteopático integral. Añadimos una sesión de osteopatía craneal, de tal forma que reestructuramos los pares craneales, y así tenemos información neurológica normalizada.

En realidad, no conozco algún osteópata en tu tierra, a pesar de que me gusta ir por vuestra magnífica Costa Blanca, pero creo que deberías seguir confiando en tu osteópata, pidiéndole que la frecuencia de las sesiones sean de mucho más corto plazo. Hablamos que sobre lo que yo haría, cada punto lo hacemos en una sesión o dos, y el primer tratamiento para tu lumbalgia lo debemos dejar realizado en 7-10 días, y para el resto, sería bueno que lo dejáramos todo, por lo menos equilibrado, en 30-45 días, para luego sí, seguir un tratamiento sobre la lesión artrósica de visitas entre 1-2 sesiones/mes.

COMPLEMENTOS: Ejercicios de potenciación muscular; Natación; Estiramientos.

Así trabajo yo, pero ya sabes, cada maestrillo...

Espero que esto sea de tu ayuda; escríbeme para ir contándome.

Gracias.

Att.

José Enrique García González dijo...

ESTE ES UN CASO IMPACTANTE. MAIL DE D.L.D.
(Lo resumo por la amplitud del mail)

(saludos)... Colombiana de 48 años, vive en U.S.A. Desesperación por su cuadro, que es como sigue, (orden cronológico):

-Dismetría pierna derecha de 16mm.
-Discopatía L·5-S·1
-Hernia discal L·4-L·5
-Protrusión discal L·3-L·4
-Roto-escoliosis lumbar
-Esclerosis carillas articulares vertebrales
-Artrosis lumbar
-Embolización arteria uterina
-2 fibromas uterinos

Intervenida:

-Lamparoscopia para fibroma externo
-Histeroctomia por papiloma
-Infiltración de raíces espinales y sobre la fosa iliaca
-Lavado intestinal
-Ortopedia para alza de 8mm.

Además, dolor en cadera derecha, dolor inguinal, parestesias de brazos y manos. Diagnóstico de intestino irritable. Diarrea durante 2 meses; vejiga hiper-activa con dolor perineal. Bursitis de trocánter mayor; inflamación de rodillas y psoas; retención de líquidos. Dolor y espasmos musculares en glúteos; acúfenos; deposiciones amarillas y grasas; Estreñimiento y falta de sensibilidad uretral. Pérdida de masa muscular. Pérdida de 20 kg. de peso; debilidad, falta de sueño.
Todo esto lleva, claro está, a una fuerte depresión y ansiedad.

(Despedida y petición de ayuda)

José Enrique García González dijo...

CONTESTACIÓN AL MAIL DE D.L.D.:

Amiga Diana;

Leo con atención tu mail. Y lo primero que me veo en la obligación de decirte y pedirte, si me lo permites, es que borres de tu mente un final trágico para tu problema.

Estás dando los pasos correctos en cuanto a que estás buscando solución para normalizar tu vida. Sé de una frase: -"Incluso lo malo, también termina".

Bien, vamos por partes.

La ayuda que te puedo ofrecer desde aquí es puramente de orientación en cuanto a la patología osteopática, que no es poco. Vamos a ello.

Lo primero que me dices es sumamente importante, te detectaron dismetría pélvica en la pierna derecha. Paramos aquí.

En osteopatía esto es muy importante, por qué? En cuanto hay una pierna más larga o una pierna más corta, la pisada es irregular y va a afectar a todos los sistemas, cambiando el centro de gravedad y en consecuencia el equilibrio. El cuerpo va a realizar una homeostasia, que es la acción de ir compensando el resto de sistemas para adaptarse al nuevo estado de inestabilidad mecánica y funcional. Esto hace que puedas ir equilibrando a base de sacrificar otras funciones; entonces, número 1, hemos de saber si esa falta de simetría de la pelvis es por:

1. Una pierna anatómicamente más corta o más larga que la otra; con lo cual aquí está indicado el tratamiento ortopédico, es decir, la corrección de esto a través de un alza;
2. Que esta disfunción sea por un proceso mecánico, o sea, falta de movilidad articular, con lo que si te han puesto un alza en tus zapatos para compensar esta lesión, lo que están haciendo es fijando, agravando, la lesión. Aquí se procede con un tratamiento osteopático para la pelvis y columna lumbar.

Y esto nos lleva al siguiente punto, que es tu discopatía, (hernia; protusión, etc.)

Es obvio que una cosa lleva a la otra, dismetría pélvica-lesión intervertebral. Pero, incluso en el caso más severo de hernia discal, podemos mejorar el movimiento, en consecuencia la mordida del disco y presión en el canal medular sobre la médula espinal. En el peor de los casos siempre tienes la opción de la intervención quirúrgica con el neuro-cirujano.

Me hablas de embolización de la arteria uterina. Aquí es el osteópata, a través de su diagnóstico previo quien tiene que valorar la intervención osteopática sobre el útero. Pero es cierto que una dismetría pélvica, tiene que ver con el movimiento uterino. Si se puede llegar a manipular, desde luego tu libido se va a regular y los orgasmos van a ser normales.

Me hablas, además de una serie de intervenciones quirúrgicas en la zona genital, precisamente.

Aquí, desde luego, tienes las claves para poder mejorar todos los sistemas.

Conclusión: En U.S.A., existen buenos médicos osteópatas, (único país del mundo donde la osteopatía es un doctorado), que incluso trabajan desde los hospitales o en clínicas privadas. No sé cómo está el sistema nacional sanitario, si os financian u os cubren este tipo de casos, pero debes de ir por ese camino;

a. Resolución osteopática;
b. Control y seguimiento en el resto de especializaciones.

Pero resuelve el punto a.

Deseo que haya sido de tu ayuda y que la sabiduría te guíe.

Por favor, escríbeme para saber cómo evolucionas.

Gracias por tu confianza y palabras.

Att.

Anónimo dijo...

Hola,
Llevo unos cuatro meses q me duele en la parte derecha del abdomen, el dolor es intermitente y si se palpa no duele. Me han comentado q puede ser por ansiedad, y también sufro de gases.
Alguna vez me ha dado dolor intenso, pero pocas veces. El dolor no se irradia, pero lo q he notado también es q cuando estoy de pies quieta también me duele el otro lado. También se me carga la parte inferior de la espalda.
Fui una vez al físico y me comento q psoas parecía q lo tenía agarrotado, alguna vez también he tenido tirones en la ingle,de casi no poder andar, pero al rato se pasa.
Ecografia abdominal y analítica están bien.

Puede orientarme un poco, ya q la ansiedad me lo provoca el no saber q tengo.

José Enrique García González dijo...

Contesto a esta consulta recién expuesta.
La verdad es que el tener una dolencia o molestia, y que te digan después de exámenes que no tienes nada, es cuando menos, frustrante.

Si en tu caso, querida anónima amiga, no tienes ningún problema residual de la menstruación, si no hay problemas de dilatación abdominal que haya penetrado en las fibras inguinales, creando una hernia inguinal, si no tienes ningún problema digestivo o gástrico, si no hay procesos gaseosos estomacales y si las comidas no te sientan mal, desde luego, tienes un problema lumbar. Al final de este mismo artículo tienes una serie de estiramientos musculares que nunca te van a ir mal, ni aun teniendo una fuerte hernia discal, que no me comentas que sea el caso. Nadar, aunque no manejes los estilos de natación, el simple movimiento te va ayudar, y comidas y bebidas no muy copiosas, te van a ayudar a mantener un equilibrio. Por supuesto, debes visitar a un osteópata, o a un masajista deportivo, a algún terapeuta manual especializado en patología del deporte, quien te va ayudar a recuperarte con un tratamiento personal.

Deseo haber contestado a tu petición.

Att.

José Enrique García González dijo...

Este es un mail que recibo en la mañana del 26.3.14:

Hola, en primer lugar disculparme si no debiera hacer esta consulta por este medio,(e-mail),desconozco cómo,ayer vi un foro y no tuve mucho time más que copiar esta dirección y pensar en consultarte mi dolencia,estoy un poco desesperado, soy corredor de montaña, popular, y me encanta perderme en el paisaje..
Mi molestia empezó en abdomen bajo izquierdo, primero duraba 10 minutos y se iba,(2/3 días), cuando en un rodaje lo noté todo el rato pare doce días, después parecía haber desaparecido pero rodando volvía a notarlo, forcé un poco para q se viera claramente el dolor y no iba a más... he corrido varios días notándolo y ayer ya lo noté andando, hoy ha mejorado, y andando no lo noto. La forma más clara de notarlo, es estirando con pierna derecha elevada a la altura de la cadera para estirar isquios, la pierna de apoyo,(izq), la roto hacia interior con la resistencia q ofrece el peso del cuerpo y noto claramente dolor interior, cuatro dedos del hueso de la cadera izq.
Le repito, desconozco si este no es el medio, si es así le pido disculpas, gracias por su tiempo, un saludo.

José Enrique García González dijo...

Contestación al mail publicado recibido con fecha 26.3.14

Es bueno el medio que has elegido para ponerte en contacto conmigo. Tu carta será publicada en el blog, supongo que a través del artículo sobre la psoitis.

Leo con atención lo que me escribes y lo vuelvo a repasar, ya que, por los datos que me das pueden ser varias cosas las que te puede ocurrir.

Debemos descartar hernia inguinal; Debemos descartar un proceso renal; Debemos descartar un problema gastro-intestinal; y así, meternos de lleno en un proceso musculo-esquelético.

Dentro del proceso musculo-esquelético, debemos volver a descartar: un proceso degenerativo de pelvis o cadera; debemos descartar una lumbalgia y su origen, no olvidemos que, aun padeciendo una inflamación del músculo psoas, no deja de ser una lumbalgia que, probablemente, esté alterada por una dismetría pélvica, por ejemplo; debemos descartar un proceso neurológico de origen discal; debemos descartar cualquier trauma que hayas sufrido, desde un esguince a cualquier tipo de caída o accidente...

Es importante que tenga más datos, incluso si me puedes aportar pruebas radiológicas para poder guiarte.

También he de decirte que lo más adecuado es que, si estás en Madrid, pudieras venir a mi gabinete y valorar tu estado, el por qué y cómo atajarlo. Porque como deportista social que eres, es imprescindible que te apoyes en un masajista cualificado para poder durar más tiempo haciendo aquello que te gusta.

Y si no estás en Madrid, poder ayudarte a encontrar al masajista adecuado para que te apoye.

Insisto en el ánimo de ayudarte en cualquier forma, incluso desde la recomendación de lo que debes y no debes hacer, (has visto algunos ejemplos en el blog). Sin embargo, me hacen falta esos datos, esos antecedentes clínicos tuyos.

Esperando poder haberte ayudado, quedo expectante de tus noticias.

Att.

granur dijo...

Apreciado Doctor,
Tengo 37 años y siempre he sido muy deportista. Pero lamentablemente llevo años que no puedo hacer nada pues voy enlazando una lesion con otra. (Problemas cervicales; 2 años con tendinitis bilateral de pata de ganso, mas en el lado derecho)
Lo que ahora mas me preocupa es mi ultima lesion que empezo hace 2 años despues de un mes de running diario. Empezo con un dolor en la cadera derecha, me diagnosticaron trocanteritis y el dolor cada vez fue a mas hasta llegar a la zona inguinal. He ido a varios medicos y me han dado diferentes diagnosticos: rotura parcial gluteo medio, tensor fascia lata, choque femoroacetabular tipo cam y psoitis. Estoy desesperada, ahora llevo ya un mes con muchisimo dolor y sipongo que de andar mal he vuelto a inflmara la pata de ganso derecha. He probado todo: fisios, osteopatas, infiltraciones,EPI, terapia neural, plantillas, .... y nada. Ultimamente empieza a dolerme la ingle izquierda y ya no entiendo nada. Hago reposos absoluto y nada de deporte pero esto ya me limita mi dia a dia de vida.
POR FAVOR. RUEGO ME DE SU OPINION. MUCHAS GRACIAS

José Enrique García González dijo...

Amiga Granur. En mi ánimo está el poder ayudar a todas las personas que, desgraciadamente, llegan hasta mí por no haber tenido los resultados necesarios con otras terapias.

Veo en este comentario tuyo que te has tratado ya con osteopatía. Esto me interesa bastante para saber qué tipo de tratamiento han realizado. Como ves en CASOS de este mismo artículo, los procesos de espasticidad de los músculos psoas, tienen un buen diagnóstico y mejor tratamiento, siendo los resultados muy satisfactorios para las personas que sufrieron de psoitis.

En tu caso es muy interesante esas lesiones de la "pata de ganso", este tipo de lesión provoca una mala pisada con lo que las estructuras pélvicas y lumbares se ven afectadas por la condición de cambio en la repartición de masas y pesos. Así que, es conveniente, en tu caso, ver cómo se encuentra la simetría de la pelvis. Hay diferentes test como puedes ver en los CASOS de este artículo, que el osteópata realizamos.

A partir de ahí, es donde se plantea un tratamiento personal adecuado, de tipo osteo-articular y músculo-esquelético. Lo que nos va dirigiendo a procesos de movimiento de vísceras; regulación de los pares craneales, a través de la osteopatía craneal; reducción de estrés emocional, con osteopatía sacro-craneal...

Entiendo que no tienes hijos, lo cual es importante por el periodo de embarazo, como el del parto

Te invito, si lo deseas, me puedas enviar imágenes de diagnostico, (resonancias; RX; ecografias...), aquello que tengas y me pueda ayudar a ayudarte a la siguiente dirección electrónica: jejgjg@gmail.com

Esperando tus noticias, recibe mi saludo más afectuoso.

granur dijo...

Muchas Gracias por tu rapida respuesta. Esta noche te paso un mail con las pruebas que tengo.
No tengo hijos de momento, decirte que estoy embarazada de 6 semanas y razon por la que ahora solo puedo tomar paracetamol. Un Cordial Saludo

José Enrique García González dijo...

​Amiga Nuria, perdón por el retraso en mi contestación​.

En primer lugar, los informes médicos son bastante acertados, no digo totalmente porque son muy light en el diagnóstico. Me explico:
En T.A.C. de 2012 ya aparece una coxo-artrosis en tu articulación coxo-femoral derecha y anteriorización del hueso sacro, (nutación sacra);
En R.X. de 2013 se observa esa coxo-artrosis en la A.C.F., derecha y dismetría de pubis. Aquí se produce un sufrimiento importante a nivel del ligamento ínter-púbico, (circulo rojo); el hueso iliaco derecho aparece con una fijación anterior, (líneas rojas),y ya se ve también el hueso iliaco izquierdo en rotación interna, posible fijación posterior y rotación interna de la cadera izquierda, (articulación coxo-femoral). Esto te crea una disfunción en la pisada, siendo mayor la fuerza y presiones en el pie derecho.
Telemetría reciente de 2014, vemos escoliosis en la columna dorsal con la convexidad derecha, que la columna lumbar rectifica al lado contrario. Probable espóndilo-listesis, (falta de alineación de los cuerpos vertebrales lumbares), aunque este efecto lo deberíamos ver en resonancia, (R.M.N.), en una imagen lateral. También apreciamos en esta telemetría la rotación interna del iliaco izquierdo y cadera izquierda.
Visto todas las imágenes, tenemos que ir a la exploración clínica que nos va a dar una lumbalgia por un proceso articular pélvico y coxo-femoral, donde aparece la psoitis. Y se debería diagnosticar el movimiento visceral que puede que esté creando presiones intra-cavitarias importantes.

Esto es lo que te impide llevar una vida normal.

No conozco ningún osteópata en Barcelona, sin embargo, me han hablado bien de esta gente que mando en este link: http://www.bodyhelp.es/

Espero haber podido ayudarte.

No dudes en tenerme al día sobre tu caso.

Att.

José Enrique García González dijo...

Recibo con fecha 26 de Julio de 2014, el siguiente mail de A.M., desde Cáceres, (España):

Hola, le hablo por una lesión que llevo arrastrando durante año y medio. Durante todo este tiempo me diagnosticaron pubalgia, hasta el punto que el 13 de junio fui operado realizando una tenotomia de aductores medios.
El caso es que el dolor sigue ahí, estoy tratándome con fisioterapia, realizo estiramientos y natación.
Bueno,el dolor es muy difuso. Cuando mas agudo esta (o mas incapacidad funcional siento yo) se localiza en la parte baja del abdomen. Pero los dolores en su conjunto van desde glúteo, pubis, trocánter, testículos ( sobretodo derecho)... Todo en el lado derecho.
Hace unos días una amiga fisioterapeuta me comento que podía ser una bursitis o tendinitis del psoas iliaco, y navegando por internet me encontré con su pagina, los casos clínicos se parecen al mio, yo creo.

En conclusión que me pongo en contacto con usted para saber si puede tratarme, como estarían las sesiones espaciadas en el tiempo ( vivo en Cáceres) y cuanto es el coste de cada una. Para yo ir calculando.

P.d: le he llamado al móvil, supuse que siendo sábado no estará trabajando y por eso no insistí.

Espero su respuesta.

Un saludo

José Enrique García González dijo...

(Mi contestación a A.M., de Cáceres)

Amigo Alfonso, ya hemos hablado al respecto.

Buscaremos el diagnóstico de tu lesión para poder tratarla con técnicas de osteopatía y masaje deportivo.

El lunes 28 nos veremos en mi gabinete a las 18.30h., estaremos alrededor de 90 minutos para diagnóstico y comienzo de tratamiento.

Hablaremos del tiempo entre sesiones en cuanto veamos el resultado del diagnóstico y tu reabsorción metabólica sobre la 1ª sesión.

Los precios te los adjunto en tabla de servicios anexa.

Recibe un cordial saludo.